miércoles 29.3.2017
Deportes
Afirman que utilizó cremas para lograr este look
jueves 12 de Noviembre de 2009

Debate en EEUU por blanqueamiento de piel de leyenda del béisbol

El ex beisbolista dominicano de Grandes Ligas Sammy Sosa, quien ha regresado a la vida pública con un color de piel unos tonos más clara de lo habitual, se ha vuelto a instalar el debate sobre el color de piel en la sociedad estadounidense.

El dominicano se encaramó el miércoles pasado en la alfombra roja de los premios Grammy Latinos e impactó a todos con su nueva imagen, más aclarada que aquella tez morena que paseaba por los estadios de las mayores, donde reinaba por su poder al bate y capacidad para mantenerse en el centro de los terremotos mediáticos.

Comparado con el de hace apenas unos meses, su 'look' a lo Michael Jackson es un reflejo del contraste que también fue su actitud en los terrenos, en los que despachó más de 600 pelotas para la calle y se convirtió en el único pelotero de la historia en batear más de 60 cuadrangulares en tres temporadas (1998,1999,2001).

Estos hitos en su carrera quedaron oscurecidos como su piel original, cuando en la temporada de 1998 en pleno lucha por el liderato de 'vuela cercas' con Mark McGwire, su bate se partió y dejo al descubierto sus entrañas de corcho.

El escándalo que estalló lo marcó como un tramposo para el resto de su carrera, hasta el punto de no encontrar equipo interesado en contratarlo en sus últimos años de actividad, aunque luego se comprobó que sus demás bates no estaban adulterados y el pelotero pidió disculpas.

El Sosa de la foto de los Grammy, con su cara pálida en contraste con sus labios y manos de color normal, ha causado más asombro que risa y todo un revuelo mediático que tiene su mayor escenario en Internet.

En la red de redes se encuentran todo tipo de comentarios sobre este hombre que nació pobre en un barrio humilde de San Pedro de Macorís y que ha hecho de todo para escalar en la esfera social.

Aunque fuentes cercanas a Sosa perjuran que su nueva coloración es el resultado de un tratamiento dermatológico que combina mascarillas faciales y láser, las malas lenguas aseguran que el pelotero busca ascender en la escala de colores para colarse en un estrato donde no ha podido por su raza, a pesar de sus millones.

Una cosa u otra, la polémica arrecia cual aguacero de mayo con la última excentricidad del ex astro, el mismo que, en el pasado reciente, ya desató chaparrones por su supuestas trampas con el bate y por el probable uso de esteroides, con el que lo relaciona una investigación del Sindicato de Jugadores de las Grandes Ligas.

Hasta ahora, el bueno de Sammy se ha asegurado de guardar silencio, y en los foros 'on line' miles se preguntan si es que el ex jugador de los Chicago Cubs va en la dirección del extinto 'Rey del pop'.

Mientras, una antigua amiga salió en su defensa con declaraciones en importantes medios estadounidenses, que también han aireado el tema con el mismo interés de cuando bateaba de jonrón casi a diario.

"No está tratando de ser Michael Jackson", dijo Rebecca Polihronis, ex empleada de los Chicago Cubs, al diario Chicago Tribune y aseguró que Sosa "está pasando por el proceso de rejuvenecer su piel".

Las mujeres lo hacen todo el tiempo, remató esta amiga, quien, además, dio detalles del tratamiento que consiste en usar cremas humectantes durante la noche y sesiones de rayos láser, los que, según algunos medios consultados por Efe, pueden causar efectos de decoloración de la piel.

El debate, que incluso ha sido tema de análisis en la cadena de televisión CNN, es la confirmación de que, después de unos meses sin noticias suyas, Sammy Sosa ha regresado para hacer lo que mejor le sale después de batear cuadrangulares: provocar polémica.