lunes 22.10.2018
Ambito Nacional
Lo atribuyeron a un ajuste de cuentas
martes 4 de Mayo de 2010

Mar del Plata: mataron al tesorero del gremio pesquero

Abel Beroiz

Abel Beroiz

El tesorero del Sindicato Marítimo de Pescadores de Mar del Plata (SIMAPE), Jorge Andrade, murió ayer en un hospital de esa ciudad, donde estaba internado desde el lunes tras ser baleado en el abdomen en un confuso episodio.

El caso recordó a otro de características similares ocurrido en 2007: el asesinato del tesorero Abel Beroiz, del Sindicato de Camioneros de Hugo Moyano, quien fue ultimado a balazos en un estacionamiento de la ciudad de Rosario por un sicario que hace un mes se fugó de una cárcel santafesina.

La muerte de Andrade fue vinculada inicialmente a un hecho de inseguridad, ya que el sindicalista había retirado $ 20.000 minutos antes de un cajero de la zona y fue interceptado luego por un sujeto que se bajó de una moto conducida por otro individuo, sin mediar palabra, le apuntó a la cabeza y luego le efectuó un disparo en la zona abdominal. Sin embargo, ayer no sólo se confirmó que el asesino se fugó sin robarle el dinero, sino que los referentes sindicales del SIMAPE atribuyeron los hechos a una presunta venganza del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), el otro sector gremial al que referencia el sector pesquero.

El secretario adjunto del gremio al que pertenecía Andrade, Pablo Trueba, dijo que existe una disputa gremial con el SOMU, pero aclaró: «No incriminamos a nadie, sólo nos llama la atención que quien le disparó no le pidió plata ni dijo media palabra».

También el secretario general del gremio, Juan Domingo Novero, respaldó la teoría. «No culpamos a nadie, pero tampoco descartamos nada. Vamos a esperar que la Justicia avance con la investigación», dijo Novero, actual titular de la Dirección Provincial de Pesca de Buenos Aires.

Advertidos por las sospechas, desde el SOMU recordaron que la semana pasada, Néstor María, el delegado marplatense del gremio, fue golpeado «salvajemente» por un grupo de desconocidos en inmediaciones del puerto.

La presunción de los dirigentes se basa en las viscerales fracturas entre los gremios pesqueros. De hecho, el SIMAPE es una escisión del SOMU, que responde a Omar «Caballo» Suárez.

Suárez se convirtió en secretario general del sindicato tras la toma de su sede, ocurrida en 1989, en la que un grupo de sindicalistas entró armado al grito de «el SOMU es de (Aldo) Rico y Seineldín». «El Gato» Novero, cabeza visible del SIMAPE, es ex diputado provincial bonaerense y otrora cercano a Felipe Solá. Con la llegada de Emilio Monzó al Ministerio de Asuntos Agrarios provincial, Novero se convirtió en titular de la Dirección de Pesca, cargo que mantiene hoy, pese a la salida de Monzó y el reemplazo por Ariel Franetovich.

Anoche, los dirigentes del SIMAPE advertían sobre el malestar interno por la presunción de un ajuste de cuentas entre los gremios. En esa línea, anunciaron un paro de 24 horas en el puerto marplatense en repudio a lo ocurrido con Andrade, quien también se desempeñaba como miembro del directorio del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata.

Si se confirma que la muerte de Andrade tuvo vinculaciones sindicales, la violencia gremial se habrá cobrado cuatro víctimas en los últimos tres años. Además de Beroiz, en 2008 un trabajador del gremio lechero de Santa Fe y otro de la UOCRA resultaron muertos en distintos choques entre sectores internos.