lunes 19.11.2018
Política
Tras las declaraciones de Garré
lunes 20 de Diciembre de 2010

Vecinos dan a ministra 24 horas para que desaloje el club Albariño

Vecinos de Villa Lugano abrieron anoche un compás de 24 horas durante las cuales aguardarán si la ministra de Seguridad, Nilda Garré, logra desalojar el predio del club Albariño tomado por ocupantes en forma ilegal desde hace una semana.

Los vecinos que protestan contra la ocupación del predio tomaron esta determinación tras una votación bastante dividida entre los aproximadamente 200 participantes de la asamblea.

En ese aspecto, primó la voluntad de un sector que pulseaba contra quienes, en un importante número, buscaban continuar con el corte de la Autopista Dellepiane, a la altura de la avenida Larrazábal, pero de manera pacífica.

"Queremos que la ministra vea que no somos intransigentes ni violentos como dijo. Vamos a demostrarle que somos pacifistas y le damos esas horas que pide, pero ojo, que si vemos algún movimiento de construcción en el predio, esto termina mal", advirtieron los vecinos al resolver los pasos a seguir mediante algunas discusiones.

Existía de todas formas, una tercera moción que reflejaba la preocupación de aguardar esas 24 horas, ya que señalaron que "en un día (los ocupantes) construyen casas de cemento ahí adentro y no los sacás más, como pasó en el terreno de al lado", el cual está intrusado hace ya tres años.

El terreno en cuestión abarca tres hectáreas y alrededor de siete cuadras y se emplaza entre la Avenida Argentina y la calle Santander, donde los "ocupas" tomaron el club Albariño.

Los vecinos tomaron esa decisión luego de escuchar una conferencia de prensa de Garré en la que la funcionaria dijo que era "cuestión de horas" que se lograra el desalojo por medio de la negociación.

El domingo último se produjeron incidentes entre los más jóvenes y la Policía, y habrían sido identificados por medio de filmaciones realizadas por personal de civil.

Otros, en cambio, exteriorizaron su enojo por el vallado el cordón de uniformados que dispuso la Policía Federal sobre la Avenida Argentina y la calle Pilar, a unos 50 metros del club tomado.

"Nosotros estamos vallados y parecemos los delincuentes, pero ellos (por los ocupantes) pueden entrar libremente por el paredón de la villa Oculta sin que les hayan puesto algún vallado para que no sigan construyendo casas", remarcó Marcelo, un vecino del lugar.

Muchos de los ciudadanos vecinos se retiraron disgustados por la elección de esa moción al no confiar en las palabras del Gobierno, pero decidieron apoyar y permanecer a la expectativa de lo que ocurra con los ocupantes.