martes 21.11.2017
Política
La guerra en territorio bonaerense está cantada
jueves 3 de Febrero de 2011

El sciolismo le marca la cancha al sabbatellismo

El entorno de Daniel Scioli no reconoce como genuino el apoyo del sabbatellismo a Cristina de Kirchner y lo quieren dejar afuera de la cancha.

El entorno de Daniel Scioli no reconoce como genuino el apoyo del sabbatellismo a Cristina de Kirchner y lo quieren dejar afuera de la cancha.

La guerra está cantada y los bombazos caen en ambos lados. Esta vez, desde la trinchera de Daniel Scioli replicaron al refugio del moronense Martín Sabbatella, quien hace menos de 24 horas confirmó que peleará la gobernación bonaerense ofreciendo "su cuerpo" por la reelección de Cristina de Kirchner en la Nación.

El general sciolista que encabezó la embestida fue Gustavo Marangoni, un soldado fiel del exmotonauta que ocupa una silla en el directorio del Banco Provincia. "Habrá que ve como congenia lo que es una contradicción, porque nosotros, desde el año 2003, desde la vicepresidencia de Scioli y luego desde la gobernación, hemos sido protagonistas de este proyecto que ha transformado la Argentina", aseguró Marangoni para diferenciarse de Sabbatella.

La rabia platense se explica en que el ex intendente ratificó que será candidato. Con este anuncio se refuerza la idea de que habrá listas colectoras al menos para gobernador aunque queda por verse si el legislador nacional podrá engancharse o no de la boleta de Cristina.

Bien entrenado en la defensa de la investidura electoral de su jefe, Marangoni agregó que Scioli "ha sido consecuente siempre, en las buenas y en las difíciles, porque cuando las papas queman, cuando las circunstancias exigen más coraje y más audacia, Scioli siempre estuvo acompañando este proyecto".

Los primeros estruendos de la guerra sciolistas-sabbatellistas se escucharon pocos días antes de despedir el 2010. En ese round se enfrentaron el ministro de Desarrollo Social bonaerense y cacique justicialista en Avellaneda, Baldomero "Cacho" Álvarez de Olivera y Adrián Grana, ex presidente del Consejo deliberante de Morón y principal operador político en la Provincia del diputado de Nuevo Encuentro.

"Es un oportunista", le dijo Álvarez de Olivera a Sabbatella. "Álvarez es un caradura que tiene que hacer profesión de Fe kirchnerista. Primero fue ultramenemista, después ultraduhaldista y ahora ultrasciolista. Cree el ladrón que todos son de su condición", replicó en ese entonces Grana.

Este jueves, en declaraciones radiales, el director del Provincia Marangoni consideró que la decisión de Sabbatella es "contradictoria" y "especulativa" en relación a su oposición con el gobierno provincial. Sin nombrarlo, el vocero de Scioli, dijo: "En la provincia de Buenos Aires todos aquellos sectores que apoyan al gobierno nacional están reconociendo el liderazgo del gobernador Scioli; otros, en esos momentos, tienen actitudes más especulativas, se comportan de manera diferente".

8 comentarios