domingo 28.5.2017
Política
Tras nueve días de tensión
jueves 1 de Marzo de 2012

Misiones: Gobierno mejoró la oferta y policías autoacuartelados levantaron la huelga

Los policías autoacuartelados aceptaron la nueva propuesta salarial del Gobierno local y levantaron la huelga.

Los policías autoacuartelados aceptaron la nueva propuesta salarial del Gobierno local y levantaron la huelga.

Luego de nueve días de tensión y arduas negociaciones, el Gobierno de Misiones alcanzó un acuerdo con los policías autoacuartelados y se levantó la huelga que tenía en vilo a la tierra colorada. El ejecutivo provincial mejoró la oferta que había hecho el fin de semana pasado y tras una deliberación, los agentes finalmente aceptaron la nueva propuesta, por lo cual se levantó la medida de fuerza.

Todos los efectivos que se habían acuartelado volvieron a sus actividades normales y desalojaron las instalaciones policiales que habían tomado: Jefatura de Policía, Comando Radioeléctrico y Unidad Regional I. Habían reclamado 5.000 pesos de bolsillo y 800 de básico para un agente que recién se inicia, y que percibía hasta ahora 260 pesos de básico y 2.400 de bolsillo. Finalmente, aceptaron la última propuesta del Gobierno, de 4.200 pesos de bolsillo y subir 300 pesos el salario básico.

Terminadas las negociaciones llevadas a cabo en el sexto piso de EMSA (Electricidad de Misiones SA), entre el abogado de los acuartelados, Marcelo Rodríguez, y el presidente de la compañía Sergio Ferreyra -hombre del confianza del gobernador Maurice Closs-, se acordó un acta de 10 puntos y los policías decidieron levantar la medida de fuerza.

"El señor gobernador me asignó la tarea de encabezar la negociación con este sector y lo llevamos adelante para terminar pasadas las 4:00 de la mañana", dijo Ferreyra. "Anoche por momentos me emocioné porque ellos también trabajan y son integrantes de la provincia con la cual nunca el gobierno provincial estuvo separado", agregó. Luego dijo: "Para mí, fue muy satisfactorio, porque no soy mediador y sólo utilizamos el sentido común para negociar en ambas partes".

Por su parte, el nuevo jefe de la Policía, Jorge Munaretto, señaló: "constatamos que está todo normal en los lugares tomados, sin daños". Aseguró que jamás hubo intención de sancionar a los policías, y dijo que ahora hay que superar el problema y "dejarlo atrás". "Es algo que nunca nos tocó vivir, nos ayuda a crecer, a madurar y a aprender de los errores", reflexionó.

El reclamo policial había tocado su punto máximo con la toma del cuartel general, lo que motivó un fuerte rechazo del Gobierno y la Justicia local. La administración había identificado a los referentes que motivaron la nueva medida de fuerza y el fiscal de instrucción había pedido su inmediato arresto. Con el acuerdo alcanzado, los funcionarios se comprometieron a retrotraer las medida y estos agentes se reincorporaron al su labor.

Además, la ausencia de agentes en las calles repercutió en la vida diaria y varios bancos de distintos municipios no abrieron sus puertas ante la falta de oficiales para garantizar la seguridad.

0 comentarios