domingo 25.2.2018
Economía
Instó a la Ciudad a que desista de aplicar la misma medida
miércoles 28 de Noviembre de 2012

Nación recurrió a la Corte para frenar impuesto a naftas en Córdoba

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, informó que se presentó un recurso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para pedir la derogación del impuesto a los combustibles dispuesto por el gobierno de Córdoba, y solicitó la medida "de no innovar" para que la aplicación del tributo se suspenda en forma inmediata.

En conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, Lorenzino contrapuso la medida con las políticas nacionales que "tienden a incentivar el consumo interno y la productividad, y es la marca registrada del modelo que se lleva a cabo desde 2003".

"Es un impuesto ilegal, porque está en contradicción con la Constitución nacional y al régimen de copoarticipación federal de impuestos", dijo el ministro. Lorenzino añadió que la presentación a la Corte busca "desincentivar que estas intenciones trasciendan a la provincia de Córdoba y se intenten aprobar en otras jurisdicciones, como la Ciudad de Buenos Aires", y que ahora también analiza el gobierno de San Luis.

En la ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno Mauricio Macri envió un proyecto para hacerse cargo del subte, que contempla un impuestazo con eje en los combustibles, donde se propone subir hasta 40 centavos por litro en el caso de las naftas premium.

Además, la conferencia se realizó luego de que desde el gobierno de Daniel Scioli se confirmó que se está analizando la posibilidad de imponer una tasa de 10 centavos por litro a la venta de combustibles. Después de esto desde el Gobierno nacional salieron casi a coro a cuestionar fuertemente esa idea. Inclusive, la Casa Rosada involucró a varios intendentes del conurbano, que también expusieron argumentos en contra.

Más tarde, desde la administración provincial dieron marcha atrás, y descartaron por completo esa idea para recaudar fondos extras para invertir en obras viales para mejorar la red vial de la provincia que tiene rutas en estado calamitoso.

Lorenzino dijo que el gobernador José Manuel de la Sota "está dando conferencias en el exterior que se dedican a hablar mal de los argentinos, porque no somos confiables y no cumplimos las leyes", y le pidió que "antes de rasgarse las vestiduras por el cumplimiento de la Constitución y las normas, empiece por casa".

Según recordó el ministro, el impuesto a los combustibles ya rige en el orden nacional y se destina al mantenimiento de caminos y rutas, por lo cual "De la Sota pretende que los cordobeses hagan un esfuerzo más, restringiendo el consumo y en contra de la política contracíclica de este gobierno, de incentivar la actividad económica.

Desde la gobernación cordobesa, salieron al cruce de la medida nacional, a través del jefe de Gabinete de De la Sota, Oscar González. El funcionario dijo que con la iniciativa "no nos van a amedrentar". "Esto no es lo que necesita la Argentina", agregó.

Por su parte el viceministro de Economía, Axel Kicillof, destacó que la medida, "va en contra de la competitividad de la economía cordobesa, y a su vez en contra del consumo de los cordobeses".

Además, Kicillof consideró de "mala política" el hecho de agregar impuestos "cuando nada se hizo para recaudar más y mejor". Insistió en que hasta el 2002 el total de las provincias registraban una capacidad de recaudación del 3%, mientras que el de la Nación era del 17%, y desde esa fecha a la actualidad, la Nación elevó su capacidad al 25% y las provincias al 4,4%.

24 comentarios