domingo 21.10.2018
Política
Beneplácito por designación de Bergoglio
martes 12 de Marzo de 2013

El Congreso rechazó referendo en Malvinas

Cámara de Diputados de la Nación.

Cámara de Diputados de la Nación.

El Congreso Nacional, en sesiones realizadas en ambas Cámaras, rechazó por unanimidad el referendo a través del cual los habitantes de las Islas Malvinas se manifestaron a favor de seguir perteneciendo al Reino Unido.

En primer término llegó el rechazo del Senado, que mediante un proyecto de declaración decidió "rechazar la votación realizada por los isleños" por considerarlos pobladores que los británicos "implantaron en las Islas Malvinas".

La Declaración dice que el referendo "tergiversa la verdadera situación jurídica" del archipiélago y recuerda que los antecedentes en las Naciones Unidas establecen que se "excluye cualquier principio de autodeterminación" en las islas.

Con el mismo espíritu, aunque con diferentes matices, la resolución aprobada por los Diputados expresa "el más enérgico rechazo a la votación por tratarse de una acción unilateral e ilegítima contraria a lo establecido por las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas, sin consecuencias jurídicas internacionales".

En un segundo párrafo ratifica "la posición expresada por el Congreso Nacional en la Declaración de Ushuaia respecto del rechazo de la acción colonialista británica en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".

Entre los discursos en el Senado se destacó el del presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, Daniel Filmus (FpV), quien remarcó que la votación fue "un ejercicio de autosatisfacción" y citó una columna del diario británico The Guardian en la que se señala que "lo único nuevo que se sabe es que hay tres (habitantes de las islas) que no están de acuerdo" con la soberanía inglesa.

"El argumento de la guerra del `82 no puede ser utilizado para negarse a negociar con la Argentina", sostuvo el senador, para luego advertir que Gran Bretaña proyecta su ocupación de Malvinas "sobre la Antártica" lo que constituye "una agresión a toda la región".

El socialista Rubén Giustiniani se preguntó "cuántas resoluciones más necesita el gobierno de (el primer ministro inglés, David) Cameron para sentarse a negociar con la Argentina".

"Es gravísimo desde el derecho internacional. No se discute y se usa solo la fuerza", remarcó.

Tres horas después, en la cámara baja el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona (FpV) enfatizó que la de Inglaterra "es una actitud provocativa que tiene que ver con un contexto, y es que en el último año hubo apoyos a la posición argentina pon parte de los países de América del Sur y del Caribe, del los africanos y del G7".

"La acción llevada adelante por gobierno británico tiene un carácter claramente absurdo, en tanto y en cuanto se pregunta a los ciudadanos de ese país si quieren seguir siendo parte del territorio de ultramar ubicado en Atlántico Sur", agregó.

Desde el radicalismo, Ricardo Alfonsín calificó a la de Malvinas como "una población implantada" que por su condición de "súbditos no pueden decidir" sobre la consulta realizada, por lo que remarcó que "el referéndum no tiene ningún valor jurídico ni moral".

Por el bloque Peronista Federal, Alfredo Atanasoff, dio el "total respaldo al proyecto y el rechazo a lo que consideramos una falsa elección, porque los argentinos consideramos que no hubo ningún referéndum, y que, en cambio, hubo un mamarracho irrelevante en el marco de la política internacional".

Por el Frente Amplio Progresista, Juan Carlos Zabalza, fundamentó el rechazo a la votación por entender que "en el contexto de este mundo que se democratiza, Gran Bretaña queda cada vez más aislada, sosteniendo enclaves coloniales como Malvinas".

• Gritos, tensión y beneplácito por designación de Bergoglio

Diputados oficialistas y opositores se trenzaron en una fuerte discusión a los gritos por un pedido de cuarto intermedio para escuchar las palabras del flamante Papa Jorge Bergoglio, rechazado por el bloque del Frente para la Victoria.

"Son unos maleducados", disparó el diputado del Partido Demócrata de Mendoza y aliado macrista, Omar de Marchi, que había pedido la palabra para reclamar un alto de media hora en el homenaje que le realizaba la Cámara baja al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

El argumento oficial del FpV para rechazar la moción fue la falta de quórum en la sesión, aunque el diputado kirchnerista e hijo de desaparecidos, Horacio Pietragalla, dejó entrever un descontento con la figura del ex arzobispo de Buenos Aires, al sostener que "fue un colaborador de la dictadura".

No obstante, la Cámara baja, al igual que el Senado, aprobó durante la primera sesión ordinaria del año un proyecto de declaración para expresar beneplácito por la elección de Francisco I.

Diputados declaró "el orgullo, la emoción, y el beneplácito que provoca la designación del cardenal Jorge Mario Bergoglio como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana".

"Independientemente de nuestras creencias abogamos para que sea capaz de guiar, no sólo al pueblo católico sino de contribuir a encontrar la paz en el mundo", agregó la declaración.

La noticia, que se conoció en simultáneo a nivel mundial, llegó al recinto a las 16.18, cuando se encontraba en uso de la palabra la diputada de Unión por Todos, Patricia Bullrich, quien felicitó a Bergoglio por su papado.

En ese momento, la peronista disidente Claudia Rucci se abrazó en los pasillos del recinto con algunos colegas en señal de alegría por la elección del cardenal argentino.

La también justicialista opositora Graciela Camaño intentó, en vano, convencer Domínguez de suspender momentáneamente la sesión: "Los que profesamos la fe católica queremos participar de este hecho histórico, que para este país es un orgullo".

Por su parte, el jefe del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra, expresó la "gran satisfacción" de su bancada por la elección de Bergoglio y reclamó que el cuerpo de diputados apruebe una declaración de beneplácito por el cardenal.

El jefe de la bancada del FpV, Agustín Rossi, aclaró que el oficialismo recibió con "gran beneplácito" la noticia de la llegada del arzobisbo metropolitano al máximo escalafón de la Iglesia mundial y afirmó que su bloque está de acuerdo con el pedido radical.

"Es un hecho histórico como primer Papa latinoamericano y le deseamos lo mejor", afirmó Rossi.

0 comentarios