martes 12.12.2017
Ambito BIZ
Se evaluaron 20 naciones
lunes 29 de Julio de 2013

Los mejores países para las mujeres emprendedoras

Por Liliana Franco.- Un análisis muy crítico de la economía argentina se incluyó en un informe sobre los países que proveen los mejores entornos empresariales para las mujeres en América Latina y el Caribe donde Argentina ocupa el séptimo lugar en el ranking, después de México, Uruguay y Costa Rica en tanto que Chile lidera el ranking seguido por Perú y Colombia.

El nuevo índice fue dado a conocer por el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y desarrollado por The Economist Intelligence Unit llevado a cabo entre los países que proveen los mejores entornos empresariales para las mujeres en América Latina y el Caribe, según 'The Womens Entrepreneurial Venture Scope.

El estudio analiza los factores que promueven o entorpecen el avance de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) pertenecientes a mujeres. Se trata de la primera evaluación integral y estandarizada de las posibilidades que ofrece la región a las mujeres que están pensando en crear y hacer prosperar empresas.

El índice (WEVentureScope) evalúa las condiciones en 20 países de Latinoamérica y analiza las cinco áreas que más inciden en el espíritu emprendedor de las mujeres:

los riesgos de manejar un negocio, que abarca los riesgos macroeconómicos, la seguridad y la corrupción;

el medio empresarial, que comprende los costos y los requisitos regulatorios relacionados con la creación de empresas;

el acceso al financiamiento, que incluye la disponibilidad y el uso de productos financieros formales por parte de las mujeres;

capacidad y competencias, que se centra en los logros académicos de las mujeres y la disponibilidad de recursos de capacitación en el conjunto de aptitudes necesarias para la actividad empresarial,

y servicios sociales, que abarca la disponibilidad de programas de apoyo a las familias, como guarderías infantiles.

Justamente en el capítulo de los "riesgos de manejar un negocio", el documento efectúa un fuerte cuestionamientos a la política económica.

Al respecto señala que "el principal riesgo que enfrentan las empresas -ya sea de hombres o de mujeres- que operan en Argentina es el riesgo macroeconómico".

Señala que "una inflación elevada, resultante de la aplicación de una política fiscal y monetaria expansionista, dio lugar a una apreciación real y sostenida de la moneda nacional y a una erosión del superávit en cuenta corriente en años recientes".

El informe elaborado por The Economist Intelligence Unit, puntualiza que "los controles de cambios y de las importaciones que impuso el gobierno para reducir la presión sobre la moneda y sobre las reservas internacionales tuvieron un impacto negativo en la actividad económica".

La vulnerabilidad a la corrupción es también "todo un reto" para los empresarios y precisa que "60% de los administradores de MIPYME consideran que la corrupción es una restricción para operar un negocio".

Otro aspecto negativo es que Argentina se ubica en el 19º lugar de 20 países de América Latina y el Caribe por los costos generales que implica el hacer negocios. Entre los costos se incluyen los gastos administrativos para constituir de una empresa, la disponibilidad de información crediticia, la tasa impositiva total y las demandas por incumplimiento de contratos.

Según el Banco Mundial, la tasa impositiva total (incluidas las aportaciones laborales) para las empresas en Argentina fue 108% en 2012, lo que es un factor que termina siendo disuasivo para la iniciativa empresarial


Positivo

Los aspectos que contribuyen en Argentina para las para las mujeres que dirigen micro, pequeñas y medianas empresas son: los Servicios Sociales, la formación de Capacidad y Habilidades y el Ambiente de Negocios.

El informe señala que las mujeres se benefician de varios atributos para la actividad empresarial. Al respecto precisa que los derechos de propiedad tienen un tratamiento igualitario para los hombres y las mujeres ante los ojos de la ley y gracias a ellos las mujeres pueden poseer su propio patrimonio.

De acuerdo con el trabajo del BID, en la Argentina las redes de negocios para las mujeres están bien establecidas. En lo que respecta a educación, el informe señala que en los últimos pocos años aumentó significativamente la matrícula de las mujeres en programas avanzados de graduación.

Asimismo señala que Argentina es el país con mejor calificación de la región por la esperanza de escolaridad. En 2009, las mujeres constituyeron 59% de la matrícula total en programas de educación terciaria, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Los Servicios Sociales para las mujeres en Argentina también son muy sólidos, y el país se encuentra entre los tres primeros lugares por el cuidado de los niños, el cuidado de las personas mayores, la cobertura de pensiones y la asistencia sanitaria, destaca el WEVentureScope. Al contar con estos servicios, las mujeres disponen de más tiempo y recursos para realizar actividades empresariales.

Espíritu emprendedor

"Las mujeres latinoamericanas figuran entre las de mayor espíritu emprendedor del planeta, pero siguen teniendo una representación muy desigual como propietarias de PYME",
apuntó Nancy Lee , gerente general del FOMIN.

Más de 50% de los graduados de programas de formación terciarios de la región son mujeres y más de la mitad de los países analizados ofrecen acceso a redes empresariales.

Sin embargo, el acceso de las mujeres al crédito personal y empresarial es relativamente limitado en la región, afirma el documento. Al respecto, señala que en la mayoría de los países analizados, menos de una tercera parte de las emprendedoras han ahorrado dinero en una entidad financiera durante el último año y los bancos financian sólo alrededor de 20% de sus necesidades empresariales.

Chile obtuvo la puntuación más alta de la región en general, gracias a su bajo nivel de riesgo macroeconómico, sus iniciativas de diversidad de proveedores y los servicios sociales que ofrece. Perú, que cuenta con redes empresariales sólidas y programas de apoyo técnico para las PYME, ocupó el segundo lugar. Colombia alcanzó el tercer lugar por sus bien desarrollados programas de capacitación para PYME y por el acceso generalizado a la formación de nivel universitario para mujeres.

4 comentarios