viernes 16.11.2018
Política
El PRO, de campaña
viernes 27 de Septiembre de 2013

Macri inauguró dos estaciones de subte y propuso renombrar una "Papa Francisco"

Si prospera el proyecto del PRO, se deberá modifcar toda la señalética y cartelería recientemente inaugurada por Macri.

Si prospera el proyecto del PRO, se deberá modifcar toda la señalética y cartelería recientemente inaugurada por Macri.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró dos estaciones de la Línea A del subte en el barrio de Flores y anunció que buscará cambiar el nombre de una de ellas por el de "Papa Francisco".

Se trata de las estaciones San José de Flores y San Pedrito, que se suman a la línea que recorre la Avenida Rivadavia desde la Plaza de Mayo, aunque Macri confirmó que ya está en la Legislatura un proyecto de Cristian Ritondo para que la primera lleve el nombre del sumo pontífice, quien nació y se crió en ese barrio.

"Espero que la Legislatura lleve adelante la iniciativa. Sería algo maravilloso que nuestro querido Papa algún día vuelva a viajar en esta Línea A que tanto utilizó", se esperanzó el mandatario porteño al referirse a la estación San José de Flores, ubicada justo enfrente a la Basílica homónima que el Papa frecuentaba de joven, cuando formaba parte de la Acción Católica.

En octubre de 1998 la Legislatura porteña sancionó una ley que establece que la imposición de nombre para los espacios públicos, incluidas las estaciones de subterráneos, "en ningún caso" podrán tener nombres de personas "antes de haber transcurrido diez años de su muerte".

"En ningún caso deberán designarse calles o lugares públicos con nombres de personas antes de haber transcurrido diez años de su muerte, su desaparición forzada o de haber sucedido los hechos históricos que se trata de honrar", indica el artículo cuarto de la ley 83 de nomenclatura urbana.

De todos modos, el macrismo podría pedir una excepción a la norma teniendo en cuenta la particularidad del caso, que no sólo está directamente relacionado con la Ciudad de Buenos Aires, sino que reviste "una importancia indiscutida en el orden nacional e universal", indicaron fuentes del PRO.

Con estas nuevas incorporaciones la Línea A alcanza un total de 18 estaciones, transformándose en la más extensa de las 6 líneas que conforman la red del subte: según informó la concesionaria Metrovías, más de 35 mil nuevos usuarios podrán utilizar a diario la Línea A, que con su extensión conecta ahora con una zona emblemática de la ciudad como es el barrio de Flores y con la línea ferroviaria Sarmiento.

Las dos nuevas estaciones están emplazadas sobre la Avenida Rivadavia: la Estación Flores a la altura de la calle Rivera Indarte y la Estación San Pedrito en la intersección con la avenida Nazca/San Pedrito.

Si bien esta vez no hubo problemas ni protestas, el secretario general de la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, advirtió en declaraciones a Noticias Argentinas que "se extendió la Línea A, pero al no sumar mayor cantidad de trenes la gente va a viajar como ganado".

"Las líneas A y B tienen el mismo problema, ya que por su dimensión deberían tener una mayor cantidad de trenes. En este caso se sumaron dos formaciones Siemens que tienen 70 años y fueron refaccionados a nuevos. Actualmente la Línea A tienen 16 trenes y la B 17, cuando deberían tener entre 22 y 24 para que la gente no viaje como ganado", precisó Pianelli.

El metrodelegado señaló que "en estaciones intermedias se van a llenar tanto los trenes que los usuarios van a tener que viajar como ganado o dejar pasar dos o tres formaciones para poder viajar un poco mejor", pero señaló que, más allá de esa cuestión "estructural", sólo hubo "algunos problemas menores que se resolvieron o están en vías de concretarse", por lo que no habrá esta vez medidas de fuerza.

Al respecto, Metrovías informó que "para poder absorber la nueva demanda de pasajeros" se dispuso la incorporación de dos formaciones de cinco coches cada una, que pueden trasladar 180 pasajeros sentados y 980 parados, y que "fueron totalmente modernizados y remodelados en todos sus componentes".

Durante el acto de inauguración, Macri aseguró que "es un sueño cumplido integrar a la gente de Flores", al tiempo que destacó la renovación de la flota Línea A "por seguridad", porque, según dijo, "los coches belgas no daban para más".

La inauguración de las nuevas estaciones de la Línea A estaba prevista para agosto pasado, pero se retrasó debido al conflicto con los trabajadores de la Línea B, quienes realizaron un paro de actividades en protesta por supuestas irregularidades en la inauguración de las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas.

Además, las obras de ingeniería para las dos nuevas estaciones concluyeron en 2007, pero su inauguración fue postergada en diversas ocasiones por cuestiones técnicas.

La prolongación de la Línea A hacia el interior del barrio de Flores demandará la incorporación de dos formaciones -de cinco vagones cada una- marca Siemens Schuckert, reacondicionadas en el país, a la actual flota de coches chinos, según el plan de trabajo de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

31 comentarios