lunes 19.11.2018
Política
Exposición ante un plenario del Senado
miércoles 12 de Marzo de 2014

Kicillof defendió el acuerdo con Repsol: "No hubo ni vencedores ni vencidos"

Liliana Franco
Liliana Franco
El secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el titular de la Comisión de Energía, Guillermo Pereyra, y el presidente del directorio de YPF, Miguel Galuccio.

El secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el titular de la Comisión de Energía, Guillermo Pereyra, y el presidente del directorio de YPF, Miguel Galuccio.

El convenio alcanzado con Repsol "es amistoso, donde no hubo ni vencedores ni vencidos", dijo el ministro de Economía, Axel Kicillof. "Fue un acuerdo justo y razonable", precisó por su parte el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, ante el plenario de comisiones del Senado al cual concurrieron acompañados del titular de YPF, Miguel Gallucio, para defender las negociaciones celebradas por el Gobierno Nacional con la petrolera española Repsol por la expropiación de las acciones de YPF.

"Hemos tenido éxito en lograr que el expropiado convalidó no sólo el precio de la expropiación sino también los medios de pago a utilizar. Y esto no es una cuestión menor", resaltó Zannini, al tiempo que aseveró que el precio acordado de parte de Repsol "está muy por debajo de sus expectativas iniciales".

El funcionario calificó la expropiación de la petrolera como "un acto de justicia para todos aquellos que sufrieron en carne propia lo que es desnacionalizar el petróleo; Argentina debe continuar ejerciendo su derecho en un bien como es su reserva de hidrocarburos". Estas palabras las dijo cuando se quebró en llanto recordando a un ex trabajador de la petrolera (Jorge Soloaga).

Previamente, en el inicio de su exposición en el Senado, Zannini defendió el acuerdo al sostener que "no es fácil expropiar acciones. No está en la ley. Y surgen dudas de cómo es el procedimiento. En este caso se expropió una determinada cantidad de acciones, que dan el control sobre la compañía; la ley habla de un proceso cruento, como es el de la expropiación en el derecho privado", declaró.

Zannini recalcó que el entendimiento no implica "tener ningún exitismo ni nada que pueda agredir a la contraparte" y afirmó que la firma española "lo aprobará el 28 de marzo del corriente año si están de acuerdo los accionistas". El funcionario también agradeció la predisposición de accionistas y de los gobiernos de España y México sin los cuales -dijo- "no podríamos haber llegado a este convenio".

Los senadores de la oposición, entre ellos Ernesto Sanz y Gerardo Morales del radicalismo, entre otros, cuestionaron básicamente los siguientes aspectos:

• El elevado monto que se va a pagar por la expropiación a Repsol; 

• El no haber tenido previamente la tasación llevada a cabo por el Tribunal Nacional de Tasación;

• Las cláusulas que liberan totalmente a Repsol por los posibles juicios futuros;

• El escaso el monto establecido por posibles juicios a pagar;

• El no haber establecido que Repsol se haga cargo de los daños ambientales;

• La alta tasa de interés que se pagará. 

Estas fueron básicamente las principales críticas expuestas con mayor o menor vehemencia por parte de los legisladores aunque, un dato a destacar, fue que hubo mayoritariamente consenso en la necesidad de haber expropiado YPF como asimismo se rescató la profesionalidad de Miguel Gallucio al frente de la compañía. 

El tema ambiental y especialmente luego de la encendida exposición del senador Fernando "Pino" Solanas, llevó a que Kicillof, afirmara que "muchos de los daños ambientales provocados por YPF provienen de la época estatal anterior y habrá que remediarlos"

El ministro de Economía defendió la tasación argumentando que en su momento había dicho "que se iba a investigar el comportamiento de la empresa, lo que habíamos detectado oportunamente era que la gestión de Repsol no reportaba ganancias porque las reportaba en otros países donde participa a través de su participación en otras empresas; son definiciones propias de un comportamiento como holding". Explicó que "la estrategia armada por Repsol podría ser beneficiosa para la empresa como grupo, pero no era bueno para la soberanía hidrocarburífera", justificando el precio a pagar por el 51% de las acciones. 

Aseguró que "el informe de la tasación del Tribunal se entregó el 17 de febrero", desligándose de las quejas de los senadores que no pudieron analizarlo. 

Respecto de los cuestionamientos por el alto precio que pagará el país a Repsol, Kicillof les preguntó a los senadores: "¿Qué significan esos u$s 5.000 millones para la Argentina? En 2011 Repsol invirtió u$s 3.390 millones, en 2013 YPF invirtió 6.295 millones, ya está hecho el negocio para la República Argentina. Vamos a pagar u$s 5.000 millones por una empresa que ya invirtió u$s 3.000 millones. Eso ya es propiedad de YPF que ha tenido un efecto sobre las provincias, sobre nuestro PBI. La diferencia es que antes ese impacto se iba al exterior". 

El titular del Palacio de Hacienda defendió en varias oportunidades el valor estipulado y la forma de pago: "En lugar de pagar en efectivo, se buscó pagar con activos".

También se refirió a la tasa de interés cuando afirmó: "Es un buen negocio desde el punto de vista del Ministerio y creo que este Congreso lo va a compartir. Los intereses no se pueden sumar".

Quien llevó a cabo el entredicho más fuerte fue Solanas con el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, quien durante toda la exposición hablo en tono calmo y casi no utilizó la chicana. Sin embargo, reaccionó molesto cuando Solanas lo acusó de haber hecho una "apología de la privatización de YPF". En este contexto, Zannini le respondió: "Creo que tantas idas y vueltas el senador (criticando que Solanas permaneció poco tiempo en el recinto) no entendió. Pero yo no hice aquí ninguna apología de la privatización de YPF", y dijo que "como Estado provincial desde Santa Cruz hemos sufrido las privatizaciones".

Luego, advirtió que "todos los políticos debemos cuidarnos de una adicción muy especial, que es la adicción a los medios. Quizás no nos escuchamos porque estamos pendientes del espacio que tendremos en el diario, o el tiempo que estaremos en la televisión". 

Por su parte Pino, le replicó recordándole que la actual gestión "solo pagará u$s 500 millones" y que el resto será abonado por futuros gobiernos. Asimismo, cuestionó duramente la falta de política ambiental y el no contar con una política energética que contemple la sustitución de energía fósil.

Uno de los que menos problemas tuvo en el Senado fue Miguel Gallucio, quien recibió elogios de cómo está manejando la empresa.

Para el gobierno el acuerdo alcanzado con Repsol es "dando un término prolijo a aquello que se inició en abril y cuyo desenlace era incierto si se iba a alcanzar y que llega a su conclusión el día que se firma el acuerdo".

Recordó que la empresa "caía al 44%. No me interesa el valor sino la tendencia, el declive era pronunciado. Era una empresa que estaba produciendo la mitad de lo que producía cuando Repsol tomó el control en 2004. Una empresa que viene con declinación de sus reservas es una empresa que se está muriendo".

No sin orgullo dijo que la decisión de expropiar YPF fue para "terminar con esa tendencia. Es una tarea ciclópea que implica también poner en valor a la empresa y es lo que está haciendo el ingeniero Galuccio", explicó el titular del Palacio de Hacienda.

En otro tramo indicó que "la gestión estatal ya revirtió en el caso del petróleo esa tendencia que parecía irreversible. Ya no tenemos que hablar del futuro promisorio que nos espera. Tenemos que hablar de los dos últimos años para evaluar esos u$s 5.000 millones. Ahora YPF está utilizando 62 equipos; la actividad económica y material de la YPF bajo control estatal ha sido un cambio del día y la noche", concluyó Kicillof.

El debate, que continuará el viernes y lunes y martes de la semana próxima, se da en un plenario de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda, que luego deberán dictaminar sobre el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo.

También está previsto que brinde su informe el titular del Tribunal de Tasaciones de la Nación, Galdino Cattáneo, y expertos propuestos por los bloques de la oposición.

El jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Ángel Pichetto, aseguró que el proyecto que envió el Poder Ejecutivo al Congreso será debatido en la sesión del jueves 27 de marzo para darle tiempo a la Cámara de Diputados a que analice y debata el asunto en sesión antes de fines de abril.

37 comentarios