lunes 29.8.2016
Economía
Sigue el problema del recupero
miércoles 30 de Julio de 2014

Cuarto intermedio en NY por acuerdo entre privados

El plan original de los bancos liderados por ADEBA este miércoles se cayó. Pero desde este jueves por la mañana se retomaron en simultáneo a las fallidas negociaciones con los fondos buitre, básicamente a través de entidades extranjeras entre las que se hallan Citibank, JP Morgan y el HSBC. Este jueves continuaron las reuniones en Nueva York y en Buenos Aires para avanzar con el acuerdo, que al final del día programaron un nuevo cuarto intermedio para este viernes.

Sobre los montos a pagar no hay discusión, dado que el número final para comprar a acreedores el reclamo contra la Argentina oscila en torno a los u$s 1.400 millones. Había pujas sobre las cuotas; los fondos buitre exigen contar con u$s 700 millones antes de fin de año. El acuerdo apuntaría a pagar ahora u$s 250 millones y el resto en cuotas, siempre con títulos argentinos en dólares. También se estaba a la búsqueda de algún mecanismo que reemplace en el plan original de ADEBA a SEDESA, la entidad que garantiza los depósitos y la que daba la garantía de recupero a las entidades participantes. El principal obstáculo sigue siendo el mecanismo de recupero.

La noche del miércoles Sebastián Palla, ejecutivo del Banco Macro, retornaba al país fruto de la caída del plan original. Según fuentes que participaron de las negociaciones, el fracaso de estas gestiones se dio porque los abogados de la Argentina cuestionaban la posibilidad de que se gatille la temida cláusula RUFO, que impide al Gobierno realizar mejores ofertas que la de los canjes de 2005 y 2010 antes del próximo 31 de diciembre. Podrían sobrevenir juicios por la intervención del BCRA en la operación, con normas para asegurar que se concrete la transacción. Verían posibles demandantes en Nueva York una oferta oculta de la Argentina a buitres en este mecanismo.

"Hoy (por el miércoles) hubo muchos contactos entre las empresas que vamos a participar y los representantes de los bancos que fueron a presentar la propuesta y nosotros hicimos saber que dábamos firme respaldo a esa gestión", dijo un importante empresario.

Un dato que llamó la atención es que en las reuniones lideradas por Jay Newman de Elliot (hombre de confianza de Paul Singer) hubo también presencia de fondos de inversión extranjeros como Greylock Capital. Por su tenencia de papeles domésticos, también estaban interesados en el éxito en la transacción y, por ende, acompañaban con iniciativas o posibles mecanismos para comprar reclamo a buitres sin que se gatille la RUFO. Otro dato conocido ayer fue que comenzaron a verse algunos acercamientos de empresas para sumarse a la recolección de fondos para cerrar el acuerdo con los buitres. Son grandes empresas de capitales argentinos, pero como en otras ocasiones, hubo gestos de sumarse de algunas compañías extranjeras.

Las conversaciones arrancaron al mediodía y siguieron hasta las 20 de Nueva York. La propuesta presentada entonces es de u$s 1.400 millones que pondrán principalmente bancos y algunas empresas y la oferta final propone pagar ahora u$s 250 millones y el resto en cuotas. A cambio se pidió que se reponga el stay hasta diciembre de 2015. De rubricarse, lo que los buitres aceptaron en líneas generales, Argentina estaría poco tiempo en default y evitaría consecuencias mayores. Al hacerse cargo los privados de la deuda el país no corre riesgo de que se gatille la cláusula RUFO, la ya célebre norma que impide al Gobierno hasta el próximo 31 de diciembre efectuar una mejor oferta o pago que lo ya realizado en los canjes de 2005 y 2010.

La propuesta la había presentado al Gobierno el titular del Macro y ADEBA, Jorge Brito, en Casa Rosada y recién se reactivó la semana pasada cuando hubo una reunión entre banqueros e importantes empresarios. De hecho, este miércoles la propuesta que llegó a los buitres llevaba el fuerte respaldo de un grupo de empresas de altísimo nivel, según pudo confirmar este medio.

En el mercado financiero veían muy probable que se encuentre un mecanismo para comprar el reclamo a los fondos buitre. En la plaza financiera aseguraban que el pago en cuotas podría acordarse rápidamente. La duda pasaba por cómo los participantes en la operación podrían acceder a un recupero de lo invertido con la compra del juicio a buitres. Si el Gobierno diera una promesa de pago en enero cuando vence la RUFO, estaría violando la propia RUFO, dado que podría verse como una operación disfrazada de la Argentina. Es entonces en esta creatividad financiera en la que se estaban definiendo las posiciones anoche entre la variedad de participantes. Un integrante del equipo económico ayer escuetamente señaló que "siguen las negociaciones entre privados". Más no podía decir obviamente por la propia RUFO, presente en todos los eventos.

En conferencia de prensa, el ministro de Economía, Axel Kicillof aseguró "no extraña que pueda ocurrir solución entre privados" ante la pregunta sobre las negociaciones entre los bancos y los houldouts. En ese sentido, explicó que ante la cesación de pagos "puede causar perjuicios entre privados" y por lo tanto "hay muchos terceros que pueden tener interés en resolver esto". En todo momento evitó decir que tenía información o que participó de ese tipo de negociación porque eso activaría automáticamente la cláusula RUFO.

79 comentarios