viernes 16.11.2018
Economía
Hay cuatro competidores
sábado 1 de Noviembre de 2014

Gobierno recaudó más de u$s 2.200 M en subasta de las bandas 3G y 4G

La subasta de frecuencias de espectro para servicios de comunicaciones de tercera y cuarta generación en la Argentina recaudó 13,6% más de lo previsto por el Estado nacional, y llegó a los 2.233 millones de dólares, por el total de los 10 bloques ofertados con la participación de los tres operadores actuales (Personal, Claro y Movistar) y el oferente entrante al mercado Airlink del grupo Vila Manzano.

"Estamos muy contentos de haber podido realizar esta subasta en los tiempos establecidos. Cumplimos con todos los plazos pautados. Ni un día de más, ni de menos", expresó el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner.

Los tres últimos bloques de frecuencias subastados, los lotes 8, 9 y 10, que corresponden a las porciones del espectro radioeléctrico destinadas a los servicios de 4G (cuarta generación), fueron los que hicieron la diferencia económica con un incremento del 19,7% sobre el monto base establecido, según difundió anoche la Secretaría.

"Se ha garantizado que se pague un precio justo por un recurso natural, limitado y, en algunos casos, escaso como es el espectro", remarcaron desde la oficina de Berner quien no abandonó el predio pese a que la subasta se realizaba a puertas cerradas y que se extendió por espacio de más de 10 horas.

Además destacaron la importancia de los montos resultantes porque "las inversiones que van a tener que realizar las empresas en infraestructura, son aproximadamente dos mil millones de dólares, lo que permitirá darle sustentabilidad al balance de divisas en el futuro".

De hecho, fuentes del sector privado señalaron que las cuatro compañías ya tienen presupuestos estudiados con los diferentes proveedores (Alcatel, Ericsson, entre otros) para el despliegue de la infraestructura necesaria para dar servicios de cuarta generación.

Movistar, Personal y Claro cuentan con 18 meses para dar servicios de 4G en las ciudades capitales, la región AMBA, Mar del Plata, Rosario y Bahía Blanca y 13 corredores, cobertura que según los propios privados equivale al 50% de la población del país.

En tanto, la entrante,Airlink, cuenta con 24 meses para tener servicios en la misma zona.

Para un sector del mercado los plazos exigidos en el pliego de licitación son "exigentes", pero ingenieros de diferentes compañías, sostuvieron que "la tecnología actual es flexible y por ello los plazos son totalmente cumplibles".

Uno de los primeros impactos que tiene la realización de esta subasta, y del proceso licitatorio de espectro radieléctrico en sí, se experimenta en el sector de fabricantes de teléfonos. De hecho, Motorola es uno de los que ya anunció que fabricará los modelos aptos para 4G en Tierra del Fuego.

La jornada resultó tensa tanto para los representantes de las empresas que participaban activamente en la subasta como para los que permanecían fuera de las salas y atendían las consultas permanenetes de directivos, accionistas y periodistas a lo largo proceso.
Mientras que tanto Berner, como el viceinterventor de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Nicolás Karavasky, reflejaban la tranquilidad del deber cumplido y la satisfacción de poder llevar adelante una acción que demandaba el mercado pero especialmente los usuarios que necesitan mas y mejores servicios de comunicación.

La jornada comenzó con la novedad de que la juez en lo Contencioso Administrativo Federal 3, Claudia Rodriguez Vidal, rechazó una cautelar presentada por el Grupo Clarín para postergar la subasta.

La jueza consideró en su fallo, que el Grupo Clarín reconoció no haber presentado oferta en en el concurso por lo que resulta "irrefutable" que la empresa "no reviste la calidad de oferente", con lo cual entendió que "carece del status jurídico que lo habilitaría a cuestionar las decisiones relativas a las precalificaciones y posteriores adjudicaciones".

A las 12.05, según el acto suscripta por la Escribanía General de la Nación comenzó el proceso de subasta que comenzó con una simulación para que los participantes comprendieran la modalidad del procedimiento.

El acto se llevó a cabo en uno de los edificios cerrados de Tecnópolis, que consta un espacio con cuatro salas en las que permanecían los delegados de cada empresa (en general un financiero y dos abogados) y una sala que tenía una mesa de recepción de ofertas y otra para los veedores de la Secom, la CNC y un representate de cada compañía oferente.

Con esta disposición y sin comunicación con el exterior, los representantes de las empresa recibían en su sala los formularios referidos al bloque de frecuencias que se subastaba y el precio base.

Así cada empresa decidía si rechazaba el bloque de frecuencias, si aceptaba con el precio base o si ofertaba más. El paso siguiente consistía en explicitar la decisión y entregar el sobre a un veedor que lo llevaba a la mesa receptora de ofertas.

Allí se abrían los sobres y se analizaban las cifras económicas. Si había empate se pasaba a una segunda ronda.

El sistema elegido mantuvo incomunicados a los oferentes que debieron entregar sus teléfonos móviles antes de entrar al salón donde se realizó la subasta.

Tras esta subasta la Secretaria asignará el espectro a quienes resulten ganadores a mediados de noviembre, señalaron fuentes oficiales.

22 comentarios