viernes 16.11.2018
Deportes
Torneo Transición - Fecha 14
sábado 1 de Noviembre de 2014

Quilmes aprovechó el mal momento de Vélez para salir del fondo de la tabla

Quilmes venció a Vélez Sarsfield por 2 a 1 al cabo de un entretenido encuentro disputado en el estadio José Luis Meiszner por la decimocuarta jornada del torneo Transición 2014.

Esta derrota se constituyó en la sexta consecutiva como visitante del elenco de Liniers. Alan Alegre inauguró el marcador a los 9 minutos del primer tiempo mientras que el novel Francisco Ilarregui a los 14 aumentó el score para el local. Lucas Pratto descontó a los 15 minutos del complemento para el equipo de V Azulada.

El primer tiempo desnudó palmariamente la impotencia defensiva velezana ante un local tan pragmático como letal a la hora de concretar en el arco de Sosa.

La exasperante lentitud del veterano Fabián Cubero colocado en una posición que no lo favorece ya sea por su falta de timing como por su escasa estatura, las indecisiones de su colega Sebastián Domínguez, sumado al mal momento de Papa y la debilidad del improvisado marcador derecho Rolón resultaron demasiado hándicap para un "cervecero" mejorado desde lo táctico y con algunos rendimientos individuales que estuvieron por encima de lo habitual.

El excelente trabajo de un renovado Cabrera (dio las dos asistencias), la habilidad de Jonatan Zacaría, la firmeza de Suárez y la desfachatez mostrada por Ilarregui (17 años) pusieron en jaque al equipo de Flores, quien en cuestionable decisión colocó a Pratto en función de armador haciéndole perder peso en la faceta que mejor maneja, defecto en el que suele insistir el "Turu" con resultados pocos satisfactorios a la vista.

Si bien el visitante equiparó el ostensible dominio al que resultó sometido en los primera mitad de la etapa nunca tuvo la chance de probar a Benítez al menos con algún remate desde larga distancia en todo su desarrollo.

El gol de Alegre fue concretado en posición adelantada sin que la adormilada defensa visitante percibiera dicho error arbitral luego de un preciso centro de Cabrera y posterior cabezazo del defensor. El 2 a 0 llegó después de otra asistencia de Cabrera que dejó solo a Ilarregui para que éste definiera.

El complemento mostró a un elenco quilmeño regalando unos metros de terreno intentando liquidar el match mediante alguna contra a la vez que dejó en exposición la tibieza visitante que pese a disponer de campo y pelota no logró generar demasiado peligro en el arco quilmeño.

Un Braña parecido a sus mejores momentos con la ayuda de su par cronológico Romero (cumplió 100 partidos en Quilmes y le dieron una plaqueta) disimularon con creces la ausencia de Arnaldo González, jugador que en la semana resultó separado del plantel por indisciplina.

El descuento de Pratto tuvo que ver con el cambio de roles entre el citado goleador y Cáseres siendo este último quien cumplió en el complemento la anterior función del jugador estrella velezano. La vehemencia con la que el ex goleador del Genoa italiano definió dejó expuesto que su equipo podía llegar al gol solo mediante su propia inspiración.

A partir del acercamiento visitante en el marcador Vélez redobló la apuesta y fue ciegamente hacia el arco de Benítez y los últimos momentos del encuentro mostraron a un visitante atacando con cuatro delanteros netos pero ni siquiera esa circunstancia hizo al equipo de Liniers merecedor del empate.

Quilmes corroboró desde el resultado algunos progresos evidenciados en las últimas jornadas lo que le permitió abandonar la última posición del certamen, a manos de Olimpo de Bahía Blanca.

Respecto al equipo capitalino, aparece como desbalanceado ya que la conformación del mismo está basada en promisorios elementos juveniles sin el roce suficiente mezclado con apellidos "ilustres" quienes se hallan en el inexorable crepúsculo de sus respectivas carreras, además de depender en demasía de la inspiración del esforzado Pratto.

0 comentarios