domingo 21.10.2018
Deportes
Le lastimó la ceja
miércoles 8 de Abril de 2015

Finalmente, Lanús no expulsará al socio que agredió a Fritzler

Matías Fadiga, quien le pegó a Matías Fritzler.

Matías Fadiga, quien le pegó a Matías Fritzler.

El hincha de Lanús que atacó brutalmente al mediocampista Matías Fritzler el domingo pasado al término del partido contra Argentinos Juniors en el sur del Gran Buenos Aires, al final, no será expulsado del club, sino que fue suspendido por dos años.

Así lo anunció el presidente de la entidad, Alejandro Marón, quien en declaraciones al programa partidario de radio Magazine Granate argumentó la decisión diciendo que es el estatuto del club el que establece esa sanción.

En un primer momento, el propio Marón había asegurado que el hincha violento, identificado como Matías Fadiga, iba a ser expulsado del club después de haber golpeado salvajemente a Fritzler al término del encuentro que Argentinos le ganó 1 a 0 a Lanús en la Fortaleza el domingo pasado.

En tanto, horas después desde el club Lanús explicaron a ámbito.com que la resolución de la reunión extraordinaria de la comisión directiva del domingo por la noche de expulsarlo no se modificó. Pero aclaran que el artículo 36 del estatuto contempla que quien es suspendido no puede ingresa a la entidad por "al menos" dos años.

Pasado ese período, el socio debe "someterse a una nueva presentación". De esta forma, la medida no cambia sino que brindan detalles del alcance de la determinación: el agresor de Fritzler no podrá entrar a las instalaciones "granates", tal como establece la sanción.

En las últimas horas, la madre del hincha agresor, Claudia Pascual, responsabilizó al volante "granate" por el incidente: "Fritzler no dice la verdad. Él calentó la cosa invitando a pelear (a su hijo)", sostuvo en la red social Twitter.

Pascual también dijo que Fadiga es una persona trabajadora que "labura de 6 a 20" todos los días y agregó: "Como un día me dijeron: ´Tenés un hijo con el corazón más grande que el pecho´".

Allegados a Fadiga salieron a comentar el incidente en las redes sociales y consideraron que el hincha simplemente cometió "un error" cuando le asestó un furibundo puñetazo a Fritzler y le rompió la ceja izquierda a la salida del vestuario "granate", cuando el jugador se disponía a firmar autógrafos y tomarse fotografías con un grupo de niños.

Antes de la agresión, Fadiga le había comentado a unos amigos que lo escoltaban que había sido Fritzler el que lo había "invitado" a pelear después de que ambos se cruzaran unos insultos al términos del partido, con el mediocampista en la cancha y el hincha en la platea principal del estadio.

Fadiga mantenía en Lanús vínculos con la Subcomisión del Hincha, que suele organizar actividades y viajes al exterior para los simpatizantes "granate", pero que a la vez oficia como una especie de nexo entre la barra brava de la entidad y los dirigentes.

0 comentarios