lunes 24.4.2017
Política
Causa "Manzanas blancas II"
martes 30 de Junio de 2015

Vínculos entre un narco y candidato de la lista de Lousteau

Un nuevo giro en la causa "Manzanas Blancas II" se concretó este martes cuando se supo que el empresario Omar Daniel Pancari, uno de los tres detenidos en la causa, era empleado en la Legislatura porteña del legislador de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, quien va como segundo candidato en la lista para Ciudad del espacio ECO que lidera Martín Lousteau.

El empresario Pancari figuraba desde 2011 a cargo de la informática del despacho del legislador de la CC quien busca renovar su banca en la lista unificada que lleva ECO en la Ciudad el próximo domingo. Pese a que está detenido 10 días, recién ayer fue desafectado del plantel del legislador, según confirmó a Minuto Uno el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo.

La relación con Martín Lousteau deriva en que la alianza ECO (Energía Ciudadana Organizada) presentó una lista unificada de legisladores porteños. La lista está encabezada por el diputado socialista Roy Cortina, detrás de quien se encolumnan el legislador porteño Maximiliano Ferraro (CC) que patrocina a Pancari y tercera la referente radical María Patricia Vischi, que responde al sector que lidera Emiliano Yacobitti.

La operación "Manzanas Blancas II", que tiene tres detenidos y dos prófugos, ahora es investigada por el juez federal de General Roca, Río Negro, Jorge García Davini. Los capturados son además de Pancari el empresario argentino Gustavo Daniel Arnaldo y el empleado Tany Cortez Molina. Mientras que los prófugos son el español Ángel Luis Salor Hoyas y Tiziano Ariel Díaz, quienes estarían en Europa.

El 4 de junio, en Villa Regina, al pasar un contenedor por el scanner encontraron un paquete sospechoso dentro de una caja de manzanas que iba bajo el nombre Frutas Kis. Abrieron el contenedor y hallaron 283 kilos de clorhidrato de cocaína. Otro embarque ya estaba en el Puerto de Buenos Aires, aunque en ese caso sólo había manzanas.

Una vez decomisada la droga, fue en cuestión de horas que descubrieran el entramado de empresas que había detrás del embarque. Las manzanas habían sido despachadas por la sociedad Newen y acondicionados en un galpón de la localidad de Cervantes, que tenía como único empleado al detenido Cortez Molina. También, en el complejo sistema societario, aparecía la firma Indinec SRL, con los mismos socios y el encarcelado Pancari.

En España, las manzanas iban con destino a una firma denominada Cruxol Impex SL, donde aparecen los acusados Pancari y los prófugos Díaz y Salor Hoyas. El mencionado Pancari, con domicilio en Buenos Aires, está acusado de ser el organizador de la estructura societaria utilizada para el intento de contrabando de cocaína.

La Aduana de Villa Regina, en Río Negro, en definitiva fue la encargada de descubrir el intento de envío de esta cocaína a España. Ahora, el juez García Davini busca más conexiones para dar con toda la estructura de la banda, especialmente los proveedores de la sustancia, quienes podrían llegar a ser colombianos.

20 comentarios