martes 23.1.2018
Política
Publicado en el Boletín Oficial
martes 7 de Julio de 2015

"Corridas y golpes de mercado", entre los objetivos de la AFI

Captura del Capítulo I del Anexo del decreto 1311/15.

Captura del Capítulo I del Anexo del decreto 1311/15.

El Ejecutivo oficializó la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional y la estructura orgánica y funcional de la Agencia Federal de Inteligencia, que reemplaza a la disuelta Secretaría de Inteligencia (SI), en la cual se prevé que entre sus funciones estará la de trabajar para evitar "corridas y golpes de mercado" de bancos y empresas, así como también "desabastecimientos".

En el Boletín Oficial se publicó el decreto 1311/15 que está acompañado de un anexo de 408 páginas, que aprueba la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional y la estructura orgánica y funcional del organismo.

La normativa establece en sus considerandos que la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional es "un cuerpo doctrinario tendiente a sentar las bases de un profundo proceso de reforma y modernización del Sistema de Inteligencia Nacional".

Además, ratifica la transferencia de la totalidad del sistema judicial de escuchas al Ministerio Público Fiscal, mientras que tipifica como "atentado contra el orden constitucional y la vida democrática" las "corridas bancarias, cambiarias, desabastecimientos, golpes de mercado" y crea una dirección para estos delitos.

"La inteligencia nacional debe velar por la protección y el cuidado de los argentinos, y no espiarlos", plantea la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional en su capítulo I, en la primera página. "El sistema de inteligencia nacional se configura como un 'observatorio' abocado exclusivamente a la producción y gestión de conocimientos acerca del conjunto de problemáticas relevantes en materia de defensa nacional y de seguridad interior", se añade.

En el mismo Capítulo I se detallas cuáles son "las problemáticas relevantes en materia de defensa nacional y seguridad interior". Allí se menciona como agresiones de origen externo o el terrorismo los "atentados contra el orden constitucional y la vida democrática" por parte de "grupos políticos y/o militares que se alzaren en armas contra los poderes públicos y/o el orden constitucional o se trate de grupos económicos y/o financieros -empresas, bancos, compañías financieras, etc.- que lleven a cabo acciones tendientes a la desestabilización de gobiernos democráticos mediante corridas bancarias y cambiarias, desabastecimientos, 'golpes de mercado', etc.".

Asimismo, se confirman las designaciones del ex Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, y de Juan Martín Mena como director general y subdirector general, respectivamente.

Las designaciones se hicieron a través del decreto 1312, publicado en el Boletín Oficial con las firmas de la presidente Cristina de Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

A través de este instrumento, además, el Poder Ejecutivo Nacional comunicó al Congreso de la Nación los nombramientos de Parrilli y Mena junto a "los respectivos antecedentes curriculares de los funcionarios", para "solicitar los acuerdos correspondientes de conformidad con lo establecido por el artículo 15 de la Ley N° 25.520, sustituido por la Ley N° 27.126".

En los considerandos del decreto presidencial que se publica hoy se destaca que "mediante la Ley N°27.126 se ha dispuesto una profunda modificación de la Ley de Inteligencia Nacional N°25.520, con miras a mejorar el funcionamiento de esta actividad estratégica del Estado Nacional, mediante la definitiva democratización de los mecanismos de designación de autoridades, del modelo de funcionamiento institucional y la adopción de mejores métodos de control de la producción y uso de la actividad de inteligencia estatal".

Asimismo, se recuerda que "en virtud de lo establecido por el artículo 15 de la Ley de Inteligencia Nacional N°25.520, sustituido por la Ley N°27.126, por el que se crea, en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional, la Agencia Federal de Inteligencia, como organismo rector del Sistema de Inteligencia Nacional, se establece que ésta será conducida por un director general, con rango de ministro, y que también contará con un subdirector general, con rango de secretario de Estado".

También menciona que "la citada norma legal dispone que el director general y el subdirector general de la Agencia Federal de Inteligencia serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional, con acuerdo del Honorable Senado de la Nación, por lo que corresponde cubrir tales cargos".

12 comentarios