lunes 12.11.2018
Política
Un programa integral
domingo 16 de Agosto de 2015

Riachuelo: obras por más de $ 22.000 M benefician a 11 millones de habitantes

Quizás uno de los pasivos ambientales más emblemáticos del país (y el mundo siendo uno de los ríos más contaminados del planeta) es el del río Matanza-Riachuelo, donde la desembocadura en el Río de la Plata da nombre al porteño barrio de La Boca, y en donde el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda se ha transformado en una postal mundialmente conocida.

Desde el 2003, con mayor impulso desde marzo de 2006 con la creación de AySA (Agua y Saneamientos Argentinos S.A.), el Gobierno Nacional inició un plan de obras de gran envergadura tendientes tanto a la depuración del curso de agua como al saneamiento. En la actualidad, hay más de $ 22.430 millones destinados a ejecución de obras que benefician a 11 millones de beneficiarios.

En el marco de este programa de AySA se pueden contar como las principales obras la Planta de Tratamiento de Lanús, la Planta de Tratamiento Fiorito, Lomas de Zamora, Emisario Berazategui, Colector Margen Izquierdo, Planta de Tratamiento de Dock Sud, Planta de Tratamiento de Barrios en La Matanza, Planta de Ósmosis Inversa en Ezeiza, Planta de Ósmosis Inversa en Almirante Brown y Planta de Ósmosis Inversa en Esteban Echeverría.

En la historia, fueron varios los gobiernos que lanzaron vanas promesas de sanear el curso de agua, siendo una de las más recordadas la de María Julia Alsogaray, quien el 4 de enero de 1993, siendo secretaria de Recursos Naturales, prometió "limpiar el Riachuelo en 1.000 días", algo que más está decir que nunca se cumplió.

A 22 años de aquella falsa promesa, el programa de obras que lleva adelante la administración kirchnerista significó un mejoramiento sustancial para la calidad de vida de millones de habitantes. Por caso, en el 2003 el número de habitantes que contaban con servicio de agua potable de red era de 6.935.516, mientras que al 2015 aumentó un 34% hasta llegar a 9.293.760 habitantes. Mayor fue el incremento en el caso del servicio de cloacas, que aumentó un 40,3% de 5.136.755 habitantes en 2003, a 7.207.546 millones en 2015.

La importancia de estas obras es que el río Matanza-Riachuelo, llamado Riachuelo desde el Puente la Noria, donde comienza la General Paz hasta su desembocadura, en La Boca y río Matanza en la mayor parte de su desarrollo, es un curso de agua de 64 km y con una cuenca de 2.240 km2, que además de pasar por la ciudad de Buenos Aires, atraviesa los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, General Las Heras, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Marcos Paz, Merlo y San Vicente. Es por eso que las problemáticas y las soluciones son diferentes a lo largo del curso de agua, según se trate de la cuenca alta, la media o la baja.

Un cambio sustancial en el paisaje a lo largo Matanza-Riachuelo es la limpieza y liberación del camino de sirga (franja no menor a los 35 metros en ambas márgenes del curso de agua). En coordinación con los municipios y la ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo) se logró despejar la franja del camino costero y su posterior pavimentación, impidiendo nuevas ocupaciones y posibilitando la doble circulación. Con estas acciones se recuperó el paso entre los puentes Nicolás Avellaneda y Pueyrredón, y se generan espacios públicos a partir de la instalación de plazas e incorporando la forestación de toda la margen.

2 comentarios