viernes 16.11.2018
Política
Carlos Arroyo, de Mar del Plata
martes 29 de Septiembre de 2015

Polémica con otro candidato de Macri: "Tiemblen radicales; se les acabó la joda"




















































































































Otro candidato del frente opositor Cambiemos quedó envuelto en un escándalo que pone en riesgo su aspiración electoral. A la lista que encabezan Fernando Niembro, Eduardo Amado y Gladys González, ahora se suma a la lista el concejal Carlos Arroyo, postulante a intendente de Mar del Plata.

Arroyo pasó por la Marina y el Ejército y está acusado por Abuelas de Plaza de Mayo por haber sido funcionario de la dictadura. Cuando fue subsecretario de Inspección General del municipio lo denunciaron por antisemitismo, violación de domicilio y abuso de autoridad. Además, estuvo cerca del partido del ex carapintada Gustavo Breide Obeid y en 2007, integró la lista del represor Luis Abelardo Patti, quien fue condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad en 2011.

Breid Obeid encabezó con Aldo Rico el levantamiento militar de Semana Santa de 1987 y estuvo en la reunión donde Raúl Alfonsín exigió la rendición en Campo de Mayo. Luego, fue detenido, procesado y puesto en disponibilidad hasta que Carlos Menem lo indultó en 1989. Para canalizar sus ambiciones fundó el Partido Popular de la Reconstrucción (PPR), del cual Arroyo fue espada en General Pueyrredón.

En épocas de la Alianza, bajo el lema "que no se lo juzgue solo por las armas" -en referencia a Breid Obeid-, Arroyo se despachó en una entrevista televisiva con una reivindicación de Mohamed Alí Seineldín y durísimos conceptos contra Fernando De la Rúa y los radicales, que hoy integran la liga electoral que encabeza Mauricio Macri.

Al presentar a la nueva fuerza PPR en Mar del Plata, Arroyo afirmó: "Demos hacer un acto de servicio y sacrificio para la Nación porque no queremos que nuestros hijos y nietos tenga la porquería de país que nos han dado los políticos".

Para el candidato de Macri, tras el estallido de 2001 se necesitaba una "democracia absolutamente distinta". "Esto que estamos viviendo nosotros, lo digo con total seguridad y me hago responsable de lo que digo, esto no es democracia. Esto es una clase social más, que se ha unido a la burguesía, que es la clase social de los políticos, que se ha organizado para destruir a la Nación, para saquearla", sentenció en aquel entonces.

En la entrevista difundida por Internet, Arroyo reclama "hacer un país nuevo con una democracia real y verdadera distinta de esto, que es una payasada. Esto no es una democracia, no es una forma de gobierno. Aquí se eliminó el sentido republicano, no hay división de poderes y tenemos un presidente que es un payaso y tiriteo vergonzante, porque a veces me da vergüenza ajena".

Para el hombre de Cambiemos, el radical De la Rúa era víctima de "la opinión colectiva". "La gente ya se ríe. La televisión lo muestra durmiendo, nunca está, no encuentra una puerta para salir (por la visita a Showmatch), es vergonzoso".

"Esto es como decía el coronel Seineldín la 'etapa de la política lúdica, de la política juego'. De la única que podemos salir es volver a la política de la metafísica, de los valores espirituales, que está más allá lo físico, a la forma de pensar y trabajar que tuvieron los grandes hombres que hicieron este país. Les mando un mensaje: tiemblen radicales porque se les acabó la joda", enfatizó antes de la renuncia de De la Rúa, según reveló el video de archivo.

Arroyo es abogado, ejerció la docencia durante 40 años y fue funcionario de tránsito durante la dictadura. Lo acusaron de poseer simbología nazi en su despacho del Colegio de Abogados y por realizar violentos allanamientos sin permiso. En uno de esos procedimientos, testigos revelaron que obligó a una mujer a desnudarse y tomar por los pelos a un hombre y golpearlo reiteradas veces contra la pared. La última denuncia en su contra es de la comunidad boliviana marplatense ante el Inadi por declaraciones xenófobas y discriminatorias en una charla radial. "Dijo que los varones iban a tener que llevar el pelo corto y que va a echar a los bolivianos, porque dice que son todos delincuentes", reveló la abuela de plaza de mayo, Leda Barreiro.

A pesar de los reiterados cuestionamientos, por ahora Arroyo sigue en carrera para pelear la intendencia. Hoy es concejal de la Agrupación Atlántica. Esta seman Macri fue a la Costa a bendecirlo durante una cena de recaudación con 300 empresarios locales en el hotel Costa Galana. "Arroyo llevó adelante una carrera intachable en la educación pública. Se lo ataca groseramente como nos atacan a María Eugenia y a mí. Nosotros somos diferentes", expresó el líder del PRO.

5 comentarios