jueves 16.8.2018
Política
Tiene 78 años
miércoles 6 de Enero de 2016

Operaron a De la Rúa por una grave enfermedad

Fernando De la Rúa

Fernando De la Rúa

Informe de Sebastián D. Penelli.-

El expresidente Fernando De la Rúa fue sometido a una intervención quirúrgica en un centro de salud de la ciudad de Buenos Aires para paliar una grave afección
, según pudo confirmar ámbito.com.

"El estado es delicado, la operación fue exitosa", admitieron desde su círculo íntimo a este medio.

De la Rúa, de 78 años, se encuentra internado en el área de cuidados intensivos del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, ubicado Marcelo T. de Alvear 2439, y está acompañado de la familia. En el quirófano le quitaron un tumor de la vejía y le extirparon la próstata.

"Fue una operación delicada, hasta anoche estaba en recuperación. Hace tres días que está internado", dijeron las fuentes consultadas al confirmar la información divulgada por el periodista Eduardo Feinman en el programa "En Negro en la 10", que se emite por Radio 10.

Jorge Kirszenbaum, abogado de Fernando De la Rúa, dijo a AM 950, dijo que fue operado de un pólipo en la vejiga urinaria y aseguró que "está muy bien, convaleciente, de buen humor o mal humor dependiendo del horario en que le suministran la medicación".

"Fue una operación programada y está dentro de los parámetros normales. En los próximos días le darán el alta", anticipó.

Antes de llegar a la Presidencia en 2001, De la Rúa fue diputado y tres veces senador nacional por la UCR y el primer jefe de Gobierno porteño.

A los 21 años se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Córdoba y de inmediato mudó su militancia política a la Capital. Su debut oficial en las listas ocurrió en marzo de 1973, cuando compitió por una senaduría. Integró como asesor el gobierno radicales de Arturo Illia y secundó a Ricardo Balbín en la boleta presidencial que enfrentó a la fórmula Perón-Perón de septiembre de ese año. Balbín-De la Rúa obtuvo 24% contra más del 60% de Juan Domingo y María Estela.

Durante la dictadura se retiró temporalmente de la política y ocupó su tiempo como letrado de la firma Bunge & Born. Con el advenimiento de la democracia, en 1983, cayó derrotado ante Raúl Alfonsín en interna a radical a presidente, pero logró vencer al PJ de Carlos Ruckauf con una lista legislativa. Seis años más tarde buscó renovar su banca de senador y obtuvo 33% de los votos, aunque la alianza PJ-Ucedé lo dejó afuera del Congreso.

En 1991 regresó a la actividad parlamentaria con una diputación y 1993 se mudó al Senado tras conseguir más de 50% de los sufragios. En los noventa se opuso a la reforma constitucional que Alfonsín pactó con Menem y dividió al radicalismo. Sin embargo, esa misma iniciativa que le dio autonomía a la ciudad le permitió llegar a la jefatura de Gobierno a través de elecciones populares. En junio de 1996 asumió con 40%.

En la Ciudad impulsó obras de extensión subterráneos, creó los vapulados CGP para descentralizar la gestión, redactó un Código de Convivencia, desarrolló la costanera y trazó e inauguró los primeros 7 kilómetros de bicisendas que luego extendió Mauricio Macri.

La intendencia porteña fue el trampolín para llegar a la Rosada. En 1997 fundó la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación, que integraban la UCR y el Frepaso. En 1998 ganó la primaria presidencial y recibió a Carlos "Chacho" Álvarez como compañero de fórmula. Al año siguiente, la dupla De la Rúa-Álvarez venció con el 48,5% de los sufragios al binomio peronista Eduardo Duhalde-Palito Ortega que obtuvo 38,09%.

Agobiado por la deuda externa, un estancamiento económico, altísimos niveles de desempleo y pobreza, y tras dos años de gestión, De la Rúa sorteó sin suerte la renuncia de "Chacho" Álvarez con un escándalo de denuncias de pago de coimas incluido y dejó el mando del país en medio de uno de los peores estallidos sociales, políticos y económicos de la historia argentina. La bautizada "Crisis de 2001" dejó 27 muertos y más de 2.000 personas heridas.

Fuera del poder, cedió todos los espacios de conducción de la UCR y se refugió en su ámbito familiar, lejos de los medios y la política partidaria y electoral. Desde entonces, pasó los últimos años recorriendo los pasillos de los Tribunales. De la Rúa fue denunciado, procesado y en algunos casos absuelto por el supuesto pago de sobornos, las víctimas del 2001 y el megacanje, entre otras investigaciones. También enfrentó juicios por pagar el salario de su jardinero con fondos públicos de la Ciudad y por contratar a decenas de "ñoquis" en la Legislatura porteña.

Desde que fue presidente, a De la Rúa le colocaron tres stent mediante angioplastias. El primero fue en junio del 2001, en pleno mandato. El segundo en 2010 y el último en agosto de 2014. Meses atrás le detectaron una grave enfermedad, que obligó a una nueva operación esta semana.

4 comentarios