jueves 23.3.2017
Política
Son 35 trabajadoras despedidas
lunes 6 de Febrero de 2017

Tras el cierre de una fábrica textil en Neuquén, obreras mantienen un bloqueo y reclaman reincorporación

Tras el cierre el 1 de febrero de la empresa Neuquén Textil, en esa provincia, trabajadoras mantienen un bloqueo en la fábrica en reclamo por la reincorporación de las 35 obreras despedidas y exigen que se les entreguen las máquinas para poder trabajar.

"Desde el martes a la noche que nos enteramos que los dueños habían vaciado la fábrica que estamos con este reclamo", sostuvo Marina Catilao, delegada de las trabajadoras en declaraciones al programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10.

En tanto, dijo que decidieron entrar a la fábrica para "resguardar lo poco que empresarios y policías, con complicidad del gobierno de Neuquén, había dejado". "Desde ese día estamos con nuestras familias y niños adentro. El 90% de las mujeres somos jefes de familia, solas con hijos", detalló.

En ese marco, la obrera textil remarcó que cuando ingresaron a trabajar en la planta eran "casi 100 compañeras, de las cuales muchas han sido despedidas o la patronal les ha ofrecido arreglos", por lo que quedamos 35.

"Le exigimos al Gobierno que aparezcan las máquinas y se hagan cargo de las 35 familias que quedan en la calle", lanzó al tiempo que agregó: "Hoy vamos a ir al Ministerio de Producción a ver si nos dan respuesta".

En declaraciones a Télam, Catilao contó que "el martes nos enteramos que estaban saliendo camiones de adentro de la fábrica" y sostuvo que, cuando llegó al lugar, "los dueños de la fábrica, los empresarios Huerta, nos dijeron que la fábrica cerraba y estaba vacía".

"Se llevaron más de cien máquinas, las cuales compraron con un crédito de 11 millones de pesos que les entregó la provincia de Neuquén y que aún no pagaron", denunció.

La delegada relató que las trabajadoras se encontraban de vacaciones y que, según lo que estaba pautado, debían reincorporarse a sus tareas este lunes. "Hoy nos encontramos con 35 mujeres, jefas de familia, con hijos, en la calle", sostuvo Catilao, y agregó que "tanto la fábrica como la maquinaria es de la provincia de Neuquén y nosotras queremos seguir produciendo".

En tanto, el subsecretario de Trabajo de la provincia de Neuquén, Ernesto Seguel, indicó que más allá de sus gestiones para conseguir que se cumpla con las indemnizaciones y todos los pagos que corresponden ante la "decisión empresaria" de no continuar con la fábrica, la justicia intervendrá pues deberá definir si hubo o no "lock out" patronal en el caso que dejó sin trabajo a 35 operarias.

En este sentido, dijo que los empresarios Huerta se acercaron al organismo para oficializar el cierre de la textil y aclarar que se estaban enviando los telegramas de despido.

"Nosotros intervenimos desde diciembre, porque había una preocupación de los trabajadores con esta situación, se hicieron las audiencias respectivas, la empresa manifestó que no, que no era así, que no había esta situación, que ellos no estaban pensando en cerrar, esto quedó constancia en las actuaciones que tenemos nosotros. Además, hicimos una inspección en planta y el abogado patrocinante de la empresa declinó la instancia administrativa", expresó Seguel.

Por su parte, uno de los propietarios, Hernán Huerta, aseguró a la prensa local que las empleadas "ya estaban advertidas del cierre de la fábrica" y que "se pagarán todas las indemnizaciones correspondientes".

Uno de los socios propietarios de la empresa, Hernán Huerta, negó las acusaciones y afirmó que "las trabajadoras ya estaban advertidas del cierre de la fábrica. Hay crisis, no hay trabajo como en el resto del país", y aseguró que "se pagarán todas las indemnizaciones correspondientes".

3 comentarios