miércoles 13.12.2017
presentaron recursos para impedirlo
viernes 21 de Abril de 2017

Polémica en EEUU: Arkansas ejecutó a preso y quiere aplicar pena de muerte a otros ocho

Ledell Lee, en el extremo superior derecho de la imagen, junto a los otros condenados a muerte.

Ledell Lee, en el extremo superior derecho de la imagen, junto a los otros condenados a muerte.

El estado de Arkansas, que generó una gran polémica en Estados Unidos por la intención de aplicar la pena capital a ocho condenados a muerte en un lapso de pocos días, ejecutó al primero de ellos, después de que se rechazaran varios recursos de última hora, informaron medios locales.

"La sentencia legal de un jurado que ha sido aprobada por los tribunales pese a décadas de recursos ha sido aplicada", dijo la fiscal general de Arkansas, Leslie Rutledge, en un comunicado publicado en Twitter tras la ejecución.

El preso Ledell Lee, de 51 años y que había sido condenado por asesinar a su vecina Debra Reese en 1993, fue ejecutado con una inyección letal en una prisión estatal en la ciudad de Grady, según indicó el periódico "Arkansas Democrat Gazette". Fue la primera ejecución llevada a cabo en Arkansas desde hace 12 años.  

"Rezo por que esta ejecución legal proporcione descanso a la familia Reese", añadió Rutledge.

La ejecución de Lee fue retrasada hasta en dos ocasiones por diferentes pugnas legales por el método de ejecución, pero finalmente todos los recursos fueron denegados.  

Antes, la Corte de Arkansas había aprobado el uso de bromuro de vecuronio, una de las tres drogas que conforman el cóctel letal, informó la publicación. El distribuidor de medicamentos McKesson había acusado al estado de haber comprado el medicamento fingiendo querer utilizarlo con fines médicos.

Lee murió 12 minutos después de que se iniciara la ejecución.  

Arkansas quería inicialmente ejecutar entre el 17 y el 27 de abril a un total de ocho condenados a muerte, porque sus reservas de otra de las sustancias de la inyección letal, Midazolam, vencen a finales de mes.

Esta droga es muy polémica porque ha causado dolorosas muertes por asfixia en casos de otros condenados.

Las ocho ejecuciones han estado envueltas en una serie de impugnaciones legales y han sido objeto de crítica por parte de grupos defensores de los derechos humanos.

Por otro lado, la corte concedió una prórroga para otro hombre, Stacey Johnson, que solicitó más exámenes de ADN para demostrar su inocencia. Las demás ejecuciones también quedaron bloqueadas temporalmente por una serie de decisiones judiciales.  

1 comentarios