martes 23.5.2017
Información General
Ocurrió en Ingeniero Budge
jueves 18 de Mayo de 2017

Alarmante: con una ametralladora, presuntos narcos balearon la casa de un hombre que los denunció



Un hecho preocupante ocurrió en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, cuando presuntos narcotraficantes dispararon con una ametralladora contra la casa de un hombre que había denunciado sus actos ilícitos.

La víctima, de nombre Guillermo, reclamó custodia policial para él y su familia, afirmó tener "miedo" y dijo que la cuadra donde vive es denominada "la 9 de Julio" a raíz del movimiento de "transas" que hay.

"Está de por medio mi familia, que es lo que más quiero. Tengo cuatro hijos, siete nietos, mi mujer", contó. El hombre señaló que trabaja en su casa vendiendo artículos de limpieza y alimentos para mascotas, entre otras cosas.

"Si no trabajo, no vivo", remarcó Guillermo, quien recordó que "un sábado estábamos festejando el cumpleaños 2 de mi nieto y a las nueve de la noche empezó una balacera infernal".

"Las caras de los nenes en el pelotero era para filmarlos. Estábamos terriblemente asustados", expresó.

En declaraciones a la prensa, admitió que "ya naturalizamos la venta de droga acá" en el barrio y añadió que "a esta cuadra la empezaron a llamar 'la 9 de Julio', porque hay gente todo el día" vendiendo droga.

"Vivimos momentos bravísimos acá", sostuvo y reclamó: "Quiero vivir tranquilo, quiero que alguien nos cuide, a simples vecinos que vivimos acá".

Guillermo comentó que salió a contar lo que pasó pese a que su familia no quería, por temor a represalias de los narcos: "Tienen el mismo miedo que tengo yo", completó.

Según publicó ayer el diario Clarín, los narcos ametrallaron la casa del vecino porque los había denunciado, en una amenaza que filmaron con un celular y luego se la enviaron por WhatsApp.

Todo empezó en marzo, después de que removieran a las autoridades de la comisaría décima de Lomas de Zamora, con jurisdicción en la zona.

Los vecinos se reunieron con el nuevo jefe policial y denunciaron la venta de droga en una esquina de Budge.

Después de ese reclamo pusieron un patrullero para evitar que los "soldaditos" se instalaran allí.

Al principio, los vecinos pensaron que había funcionado, porque ya no estaban los dealers que solían parar junto a un altar, al costado de las vías del Ramal Aldo Bonzi del Belgrano Sur.

Hasta el 5 de mayo creyeron que la organización vecinal había servido. Pero esa noche escucharon los tiros en la cuadra: los autos que habían quedado estacionados en la calle tenían impactos de bala y el frente de las casas también.

1 comentarios