martes 19.9.2017
Por Marcelo Falak.-
viernes 19 de Mayo de 2017

Acorralan a Temer nuevas revelaciones y O Globo le pide la renuncia

Marcelo Falak
Marcelo Falak
La portada web de O GLobo, pidiendo la renuncia de Temer.

La portada web de O GLobo, pidiendo la renuncia de Temer.

Brasil sigue siendo un hervidero. En las últimas horas se emitieron en todos los canales de televisión fragmentos del video que contiene la delación judicial de Joesley Batista, el dueño de JBS, el mayor frigorífico del mundo, que destrozó aún más al presidente Michel Temer pero que literalmente no deja a nadie a salvo, relatando en detalle delitos cometidos en los últimos 15 años.

Mientras las noticias, todas terribles, se sucedían de modo frenético, el denunciante inicial, O Globo, publicó en la portada de su web, en letras catástrofe, un editorial. "La renuncia del Presidente", tituló de modo fulminante. Este es solo un fragmento:

"La renuncia es una decisión unilateral del Presidente. Si desea, no lo que es mejor para él sino para el país, esa terminaría siendo la decisión que Michel Temer tomará. Es lo que los ciudadanos de bien esperan de él. Si no lo hace, arrastrará a Brasil a una crisis política todavía más profunda que, nadie se engañe, llegará al mismo resultado, sea a través de un impeachment, sea por una denuncia recibida por el Supremo Tribunal Federal".

Las noticias, en tanto, eran muchas y muy malas.

Según dijo Batista, Temer, venía pidiéndole pagos ilegales desde 2010.

El senador suspendido Aécio Neves había recibido ya 60 millones de reales pero "pedía más".

Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff fueron beneficiarios de 150 millones de dólares solo hasta 2014 en una cuenta offshore radicada en Suiza. El contacto era el ministro de Hacienda de ambos, Guido Mantega.

Sigamos, aunque nos quedemos sin aliento.

En tanto, el procurador general, Rodrigo Janot, denunció a Temer ante el Supremo Tribunal Federal por obstrucción de justicia, corrupción pasiva (recepción de coimas) y asociación ilícita.

La insistencia de Folha de S. Paulo en la idea de que el tramo del audio que revelaría a Temer avalando un soborno no es "concluyente" terminó de conformar una guerra entre los grandes diarios de Brasil. La mirada (que no comparte Janot, hay que decir) no es descabellada, pero del audio de 38 minutos y de lo dicho por Batista a la justicia, surgen otros delitos no menores.

Este es el diálogo sobre la supuesta compra del silencio del encarcelado exdiputado Eduardo Cunha:

Joesley Batista: -¿De qué me encargué más o menos de hacer hasta ahora? Estoy bien con Eduardo, ¿OK?
Michel Temer: -Tiene que mantener eso, ¿vio?

JB: -(...) Todos los meses, también.
MT: - Eso.

¿Alcanza con eso para probar un visto bueno presidencial al pago de un soborno? Probablemente no, como dice Folha, porque, si se habla de un juicio político, lo que hace falta es acreditar un "crimen de responsabilidad", en este caso cohecho y obstrucción de la justicia.

El contexto, igualmente, lo condena, porque Batista le relata cómo que pagó a Cunha 5 millones de reales que no estaban en la cuenta original por haber impuesto en el Congreso, cuando presidía la Cámara baja, una serie de beneficios impositivos para la compañía. El hombre, del mismo partido de Temer y su aliado en la destitución de Dilma, había cobrado 15 millones pero pidió más. Temer escuchó y asintió.

Otros trechos, que no fueron parte de la denuncia periodística inicial, resultan más flagrantes.

MT: -Usted no tiene una denuncia (judicial en su contra).
JB: -Eso, eso. (Estoy) investigado. No tengo todavía una denuncia. Me encargué, por un lado, del juez. Lo controlé. Por otro lado, del juez sustituto, que es un tipo (...)

MT: -¿Tiene controlados a los dos?
JB: -Estoy controlando a los dos.

MT: -Óptimo. Óptimo.

Si eso no es obstruir a la justicia, por lo menos...

Hay, además, otros tramos, en los que el empresario, en su increíble audacia de entrar a la residencia presidencial para grabar al jefe de Estado, le cuenta que jueces y fiscales le dan información secreta sobre los expedientes. Todo ante el silencio cómplice de Temer.

El problema es aún mayor: el Presidente parece incurrir en otro delito, que en Argentina llamaríamos de incumplimiento de los deberes del funcionario público, al no haber dado aviso a ningún fiscal o juez de lo que se había enterado.

Y hay más.

En la conversación, Temer le indica al diputado Rodrigo Rocha Loures, hombre de su confianza, para que le cuente "todo" sobre los problemas de JBS que Batista necesita resolver. El diputado, ya suspendido por el Supremo Tribunal Federal, aparece luego en impactantes filmaciones en las que aparece reunido con un emisario del empresario, hablando, recibiendo una valija y trasladándola. ¿El contenido? Medio millón de reales.

El valijero volvió hace pocas horas a Brasil en medio de un escándalo con el público que lo reconoció en el aeropuerto de Cumbica, en Guarulhos (San Pablo).

Temer se despegó de lo realizado por Rocha Loures, pero es él quien lo designó como intermediario.

En otro fragmento, el mandatario le anticipa a su interlocutor una reducción de las tasas de interés que decidiría en Banco Central, lo que sería otra violación de la ley.

Otro fragmento también resulta alarmante, cuando Joesley Batista le pide ayuda al Presidente para "alinear" al ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, con algunos intereses de su compañía:

JB: -Es eso lo que quería, tener ese alineamiento. Para que él perciba que nosotros tenemos... Pero cuando digo de ir más fuerte con Henrique, es eso... ese alineamiento que quería tener.
MT: -Está bien, puede hacerlo.

El estercolero del escándalo es interminable. De los dichos posteriores de Batista, surge que puso varios millones de reales para comprar votos en el impeachment de Dilma.

Temer resiste, pero loa palabra final estará fuera de los despachos. Ya se preparan para el domingo una serie de manifestaciones en varias ciudades. Pero ese escenario cambió en pocas horas, ya que ahora solo convocan los grupos que defendieron a Dilma del juicio político. Los que lo promovieron dieron marcha atrás. Algunos comprando la idea de que el audio "no es concluyente"; otros por "seguridad". Habrá que esperar para ver qué pasa.

De la mano de lo anterior evolucionará, también, lo que pase en los despachos. Temer ser afana en contener el abandono de sus aliados en el Congreso, dueños de parcelas del gabinete. Un par de ministros ya se fueron; otros esperan la evolución de los hechos.

"La amplia mayoría parlamentaria que tenía Temer y que le permitía sacar adelante las reformas (fiscal, laboral, jubilatoria) ya no existe. Y sin eso, su Gobierno no es nada", le dijo a ámbito.com una fuente que camina los pasillos del Congreso. El presidente de la Cámara de Diputados, el temerista Rodrigo Maia, "ya trabaja para organizar una elección indirecta", agregó.

10 comentarios