viernes 28.7.2017
Política
Por Cecilia Camarano.-
viernes 9 de Junio de 2017

Rechazan a candidato de Macri para integrar la CIDH

Cecilia Camarano
Cecilia Camarano

El 21 de junio se darán a conocer los nombres de los tres nuevos integrantes que formarán parte de la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH). Sin embargo, pese a que el Gobierno nacional hizo público en febrero a su candidato a integrar el organismo, Argentina no tendría muchas chances de verse representada.

Así se desprende del análisis que distintos referentes en materia de derechos humanos hicieron a pedido la Asamblea General de la OEA, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Fundación para el Debido Proceso (DPLF por sus siglas en inglés) y Open Society Justice Initiative (OSJI).

El panel independiente conformado para la ocasión decidió por unanimidad que todos los candidatos propuestos para formar parte del organismo internacional tienen trayectorias profesionales acordes al cargo, menos uno: el abogado argentino Carlos Horacio De Casas.

De Casas fue propuesto por Cancillería en febrero de ese año, desatando una ola de críticas por parte de diversos organismos de derechos humanos, que objetaron su postulación recordando, entre otras cosas, que se desempeñó como defensor del represor Enrique Gómez Saa, ex subjefe de la VIII Brigada de Infantería de Montaña, acusado de torturas en la provincia de Mendoza, cometidas durante la última dictadura cívico militar.

En su momento, la canciller Susana Malcorra dijo que, pese a las 130 impugnaciones que organismos de derechos humanos presentaron al Gobierno a través de una carta, el Gobierno no tenía "ningún elemento" para retirar la candidatura. "La revisión del caso fue hecha en su momento, por lo tanto Argentina mantiene el candidato", señaló.

Sin embargo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Abuelas de Plaza de Mayo, y Memoria Activa, son sólo algunos de los organismos que rechazaron su postulación.

Motivos sobran. Además de ejercer la defensa de Gómez Saa, De Casas se pronunció públicamente en contra de los estándares internacionales de igualdad y no discriminación de personas LGBTI, los derechos de las mujeres y la libertad de expresión. También se posicionó en contra de la derogación de delito de desacato.

Para el panel integrado por Nienke Grossman (Facultad de Derecho de la Universidad de Baltimore, Estados Unidos, Miguel Gutiérrez Saxe (Programa Estado de la Nación, Costa Rica), Cecilia Medina Quiroga (jurista, académica, y ex jueza de la CIDH), Elizabeth Salmón Garate (Pontificia Universidad Católica del Perú), y Miguel Sarre Iguíniz (ITAM, México), no es posible apreciar que De Casas tenga "reconocida competencia en materia de derechos humanos".

Entre los argumentos, señalaron que "el Gobierno argentino lo designó a través de un proceso interno. No hubo consultas a sociedad civil previo a su anuncio", y remarcaron su "preocupación" al respecto.

Dicho panel también expresó su inquietud por una publicación de De Casas titulada "Libertad de expresión y secreto profesional en la información". En ese informe, el candidato se expresó en contra de la reforma que derogó el delito de desacato en el Código Penal, modificación que amplió las condiciones de ejercicio a la libertad de expresión en nuestro país, y que se logró precisamente a través del trámite de un caso ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos en el que se arribó a un acuerdo de solución amistosa homologado por la propia CIDH.

Cuando se notificó a De Casas de la objeción del panel, puntualmente en referencia al mencionado artículo, el abogado sostuvo que es "previo a los estándares del SIDH en la materia y por tanto mal podría el mismo estar en contra de ellos; dicho artículo no expresa mi pensamiento actual en la temática".

Respecto al resto de sus publicaciones, los referentes en materia de derechos humanos fueron tajantes: "No demuestran una reconocida competencia en derechos humanos".

En diálogo con ámbito.com Gabriela Kletzel, directora del equipo de trabajo internacional del CELS, dijo que "llama la atención que Argentina haya presentado un candidato tan inadecuado cuando hay una gran cantidad de profesionales muy capacitados y activistas para ocupar ese lugar".

"De Casas, tiene palabras muy discriminatorias en contra del colectivo LGTBI y en contra de las mujeres", cuestionó.

En esta marco, Kletzel remarcó que el candidato "a diferencia de los otros candidatos tiene una trayectoria asociada al derecho penal, de representación de empresas, se trata de un abogado que ejerce su profesión de manera liberal, pero no el marco de los derechos humanos".

De Casas deberá competir con Gianella Bardazano Gradin (Uruguay), Douglas Cassel (Estados Unidos), Joel Hernández (México), Flavia Piovesan (Brasil), y Antonia Urrejola (Chile). De ellos, sólo tres formarán parte del CIDH. A juzgar por la evaluación del panel, no va a ser el favorito.

1 comentarios