lunes 23.10.2017
Deportes
En su rodilla derecha
jueves 5 de Octubre de 2017

De no creer: Gago jugó seis minutos y salió por una grave lesión



El mediocampista Fernando Gago sufrió este jueves una nueva lesión, esta vez con la Selección argentina y desde 2013 hasta la actualidad acumuló su décima dolencia importante.

Gago ingresó a los 14 minutos del segundo tiempo por Ever Banega para ser la rueda de auxilio de Lionel Messi, pero apenas tocó el balón, cayó al piso y se lesionó en forma grave.

Lo vendaron y trató de seguir jugando, más por enojo ante una nueva lesión, que por estar en buenas condiciones, y regresó al césped, pero pisaba mal y solo se fue a los vestuarios a los 20.

Fueron seis minutos en cancha, pero apenas un minuto en contacto con el balón -lo tocó dos veces- hasta que la rodilla derecha se le "venció" sin que un rival lo toque.

"Fernando Gago sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de su rodilla derecha", informó la AFA a través de su cuenta oficial de Twitter minutos después de finalizado el partido.

"¡Me rompí los (ligamentos) cruzados!", afirmó "Pintita" conociendo el dolor que sufría luego de varias batallas encima y decenas de recuperaciones. Los estudios lo confirmaron.

Gago sufrió la décima lesión grave desde que volvió a Boca en 2013, entre ellas una distensión fibrilar en la pierna derecha, una distensión de ligamentos en la rodilla izquierda, dos desgarros en el recto anterior de la pierna derecha, un desgarro en el bíceps femoral derecho, un esguince de rodilla izquierda que afectó el ligamento interno.

Posteriormente, lo dejaron afuera de varios partidos una distensión en el musculo pectíneo de la cadera, una distensión en el aductor derecho y dos rupturas del tendón de Aquiles izquierdo.

La más grave y vital fue la del 24 de abril del año pasado cuando se rompió el tendón de Aquiles de la pierna izquierda frente a River.

De todas maneras, antes de su regreso al "Xeneize" las lesiones tampoco lo dejaron tranquilo, en una racha negativa que pareció arrancar cuando estaba en el Real Madrid de España.

Una serie de desgarros y, sobre todo, un esguince severo del ligamento lateral de la rodilla izquierda provocaron que el mediocampista perdiera la titularidad en el "Merengue" de José Mourinho.

En la Roma de Italia pareció recuperar su talento junto a Francesco Totti, a pesar de una gran torcedura que debió soportar su rodilla derecha, pocos meses después de fichar con el club italiano.

Ya en el Valencia de España reaparecieron los fantasmas y varios partidos los tuvo que mirar desde afuera por las reiteradas lesiones.

En el verano de 2013 volvió a la Argentina para jugar en Vélez, pero el físico le siguió jugando en contra y solo estuvo en 9 de los 29 encuentros que disputó el "Fortín", entre torneo local y Copa Libertadores de América.

4 comentarios