lunes 23.10.2017
Política
seguirá vinculado a la causa
sábado 7 de Octubre de 2017

Liberaron al único detenido por el sobre bomba que explotó en la empresa Indra

El único detenido que tenía la causa que investiga la explosión de un sobre bomba en la sede de la empresa Indra en el barrio de Puerto Madero, tres días antes de las PASO, fue liberado en las últimas horas, aunque el juez federal Daniel Rafecas lo procesó por considerarlo "partícipe secundario" del ataque.

A dos meses de ocurrido el hecho, el magistrado dictó el procesamiento de Mariano Fresco, pero sin prisión preventiva, por lo que recuperó su libertad.

El hombre, de 30 años, había sido detenido junto a su pareja, Verónica Altamirano, también de 30, el pasado 13 de septiembre en su vivienda de la localidad bonaerense de Claypole.

Los investigadores habían llegado a su domicilio a partir de un cruce de datos entre un celular con el cual habría llamado al motoquero que finalmente entregó el paquete bomba y a través del análisis de varios perfiles de la red social Facebook.

El pasado 15 de septiembre el motoquero que llevó el sobre bomba que explotó no pudo reconocer al detenido como la persona que se lo entregó.

A pesar que la rueda de reconocimiento resultó negativa, el juez federal Rafecas, decidió que el detenido siga preso y ordenó nuevas pericias, debido a que el celular con el que se cree mandó el mensaje para pedir el servicio de mensajería le pertenece.

El ataque se produjo el 10 de agosto último, tres días antes de las PASO en la sede de la empresa española que debía hacerse cargo del escrutinio provisorio de las elecciones.

Antes de llegar a Puerto Madero, el 7 de agosto a las 15:30, el paquete había sido entregado por un motoquero en otra oficina de Paraná y Santa Fe, que es donde años atrás funcionaba la firma.
El cadete que trasladó la encomienda pudo aportar un identikit de la persona que entregó el sobre.

Como consecuencia de la explosión del paquete bomba dos personas resultaron con heridas leves, una recepcionista de 25 años, y el motoquero de 38.

1 comentarios