miércoles 13.12.2017
Ambito BIZ
Fallo en la justicia londinense
viernes 10 de Noviembre de 2017

Duro golpe a Uber: para la Justicia, los conductores son empleados y debe pagarles un salario mínimo

La medida constituye un revés para Uber, cuyo modelo comercial se basa en que sus conductores son autónomos, tanto porque ahorra a la compañía el gasto de proporcionar beneficios como por el suministro flexible de choferes.

La medida constituye un revés para Uber, cuyo modelo comercial se basa en que sus conductores son autónomos, tanto porque ahorra a la compañía el gasto de proporcionar beneficios como por el suministro flexible de choferes.

Un tribunal de apelaciones del Reino Unido dictaminó que los conductores de la plataforma de transporte Uber son empleados de la empresa, y no trabajadores independientes o autónomos como sostiene la compañía, informó una fuente judicial.

El Tribunal de Empleo (EAT por sus siglas en inglés) rechazó el argumento de Uber de que es simplemente un agente que conecta a conductores y pasajeros y confirmó la decisión de que la verdadera naturaleza de la relación es que los choferes trabajan para Uber, según los abogados de GMB, uno de los principales sindicatos del Reino Unido.

GMB inició la acción legal contra la renovación de la licencia de la plataforma de transporte que actúa en 70 países.

El fallo ratifica una decisión judicial similar y es el segundo golpe a Uber en los últimos meses en el Reino Unido después de que la autoridad de Transporte de Londres (TfL por sus siglas en inglés) decidiera no renovar la licencia de operación de la compañía.

La medida constituye un revés para Uber, cuyo modelo comercial se basa en que sus conductores son autónomos, tanto porque ahorra a la compañía el gasto de proporcionar beneficios como por el suministro flexible de choferes.

La compañía, por su parte, estaba apelando una decisión del tribunal laboral que fijó que los conductores deben acceder a los derechos básicos que poseen los trabajadores.

"Esta decisión histórica es una reivindicación para la campaña de GMB para garantizar que los conductores tengan los derechos que les corresponde y que la gente y los pasajeros estén a salvo", señaló un comunicado del sindicato.

GMB presentó el reclamo en nombre de 25 de sus miembros ante el Tribunal de Empleo del Centro de Londres el 20 de julio del año pasado, que decidió que los conductores de Uber deben recibir el pago por vacaciones, un salario mínimo garantizado y tienen derecho a descansos, a pesar de la resistencia del gigante del transporte.

En otro comunicado, la secretaria general de la confederación sindical TUC, Frances O'Grady, dijo que "Uber debería tirar la toalla y aceptar el juicio de hoy. Ninguna compañía, por grande o buena que esté, está por encima de la ley. Uber debe seguir las reglas y dejar de negar a sus conductores los derechos básicos en el trabajo".

Por su parte, el gerente general interino de Uber en el Reino Unido, Tom Elvidge, afirmó a los medios británicos que "casi todos los taxistas y conductores privados trabajaron por cuenta propia durante décadas, mucho antes de que existiera nuestra aplicación.

"La razón principal por la cual los conductores usan Uber es porque valoran la libertad de elegir si, cuándo y dónde conducen, por lo que tenemos la intención de apelar", adelantó.

El ejecutivo explicó que durante el último año realizaron una serie de cambios en la aplicación para darles más control a los conductores, invirtieron en aspectos como el acceso a la cobertura de enfermedades y lesiones y seguirán presentando cambios para que la conducción con Uber sea mejor.

La aplicación también está apelando la decisión de TfL, el organismo responsable de la mayoría de los aspectos del sistema de transportes en Londres, que quiere evitar que la empresa siga operando en la ciudad.

En septiembre, TfL anunció que no renovaría la licencia de Uber para operar en Londres debido a que no es apto y adecuado para tener una licencia de operador de alquiler privado".

3 comentarios