miércoles 22.11.2017
Economía
Según la Universidad de Avellaneda
lunes 13 de Noviembre de 2017

Aseguran que la recaudación a la renta financiera equivale al 10% de los intereses de las Lebac

La recaudación total por el impuesto a la renta financiera representará menos del 10% de la rentabilidad que se obtendrá a través de las Lebac en 2018, de acuerdo a un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (UNDAV).

"La proyección oficial sobre la recaudación del impuesto representa un porcentaje muy menor al monto transferido por intereses de los instrumentos financieros a los que se busca gravar", señala el estudio.

En términos agregados, la recaudación por este nuevo tributo "no será muy significativa". Así, si sólo se toma la rentabilidad de las Lebac (esto es, excluimos a los títulos en dólares emitidos por el Estado Nacional y a los instrumentos ajustables por inflación), el incremento de recaudación para 2018 ($ 20.000 millones, según estimaciones oficiales) no representa ni el 10% (9,4%) de los intereses a pagar en el próximo ejercicio, los cuales se proyectan en $ 213,7 millones, ejemplificó el Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV.

A su vez, los $ 20.000 millones esperados para el año próximo, representarán alrededor del 0,2% del PBI. Esto contrasta contra el 2,1% de intereses de Lebac que se pagó en el año 2016 y el 1,4% que se transfirió en los primeros diez meses de 2017, dijo UNDAV. "Esto se debe a la dinámica insustentable del ritmo de colocación de Lebac, donde aproximadamente el 60% de los vencimientos se ubican en los próximos 3 meses", añadió.

El monto en circulación actual de estos instrumentos ya representa un 11,2% del PBI, un 41,5% del presupuesto de gastos para el año próximo, 7 veces el presupuesto del Ministerio de Educación y casi 20 veces el presupuesto del Ministerio de Infraestructura, Obras Públicas y Vivienda.

Como consecuencia de lo descripto, la relación entre el monto total emitido en Lebac y el PBI pasó del 11,5% del PBI en 2015 al 44,7% en 2016 y al 46,1% en 2017 (proyectado).

El impuesto a la renta financiera pretende dotar de progresividad y justicia tributaria a los cambios propuestos. No obstante, el monto que se espera recaudar, explica una porción muy menor de la rebaja de impuestos planteada, lo cual puede implicar un panorama de desfinanciamiento sobre las arcas públicas, que complique el cumplimiento de las metas fiscales a corto y mediano plazo, advierte la Universidad de Avellaneda.

Por otra parte, el informe da cuenta que el peso del impuesto al trabajo más que duplica lo que se cobraría por renta financiera al mismo monto invertido. "Esto es producto de que el Impuesto a las Ganancias -cuarta categoría- imputado a trabajadores en relación de dependencia, alcanza los $ 5.332 anuales, mientras que, para igual monto el impuesto a la renta financiera será de alrededor de $2.260. Esto es, un 136% más", afirma.

4 comentarios