martes 12.12.2017
Política
Por Marina Giacometti.-
jueves 7 de Diciembre de 2017

Cristina calificó el fallo de Bonadio como "un desvarío judicial" y responsabilizó a Macri

Marina Giacometti
Marina Giacometti
Cristina de Kirchner.

Cristina de Kirchner.

Desde el salón del bloque del FpV en el tercer piso de la Cámara de Diputados, la expresidenta y senadora nacional Cristina de Kirchner rechazó este jueves el pedido de prisión preventiva y desafuero en su contra que hizo el juez federal Claudio Bonadio y advirtió que se trata de "un disparate jurídico", orquestado por el Presidente. "Mauricio Macri es el director de la orquesta y (el juez federal Claudio) Bonadio ejecuta la partitura judicial", advirtió rodeada de legisladores e intendentes afines.

Cristina sostuvo que "desde el punto de vista jurídico, todo esto es un despropósito" y consideró que se trata de "un intento de disciplinamiento" del Gobierno hacia su persona, a poco de asumir como legisladora.

"No hay causa, no hay delito, Bonadio lo sabe, el gobierno lo sabe, el presidente Macri lo sabe", advirtió en conferencia de prensa llamada luego de conocerse esta mañana el fallo del juez Bonadio en el marco de la causa que se investiga un presunto encubrimiento a Irán por el atentado de la AMIA.



La senadora remarcó que el Memorándum firmado con Irán durante su gestión para intentar avanzar con el caso AMIA fue "un acto de política exterior, no judiciable, que mereció el tratamiento del Parlamento argentino".

"Es una causa inventada sobre hechos que no existieron", enfatizó la expresidenta, sentada junto al jefe del bloque del FpV, Agustín Rossi, y el presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja. Según consideró, "desde el punto de vista jurídico todo esto es un despropósito".

"No sólo violan el Estado de Derecho, sino que buscan hacer daño personal y político a los opositores. No tiene nada que ver con la Justicia, ni con la democracia", recalcó la exmandataria, que también estuvo acompañada en la mesa por la senadora del FpV, María Inés Pilatti Vergara, el diputado nacional electo y exintendente de la Matanza, Fernando Espinoza; la actual intendenta de ese partido, Verónica Magario; el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, la esposa de Luis D'Elía, Alicia Sanchez, y la diputada provincial electa, Florencia Saintout.

Cristina además denunció que "hay maniobras inéditas de hostigamiento y denigración contra la oposición" y buscan impedir que se escuche su voz en el Senado. "No nos vamos a dejar provocar y tampoco nos vamos a callar", advirtió.

La senadora consideró que el fallo de Bonadio se inscribe en una acción para "asustar a la población". "Intimidar para disciplinar, en un momento en el cual se están debatiendo en el Congreso normas que no solamente van a impactar en el ahora sino en el futuro de los trabajadores, hoy en actividad, pero que mañana van a ser jubilados", dijo en referencia a la reforma jubilatoria, con media sanción en el Senado y a la espera de su tratamiento en la Cámara de Diputados en sesiones extraordinarias.

"Esto es una maniobra clara de provocación. No quieren que nuestra voz esté en el Senado. No quieren que denunciemos cómo destruyen las conquistas del pueblo y de los trabajadores", señaló la ex mandataria.

Además, agregó: "No nos vamos a callar, no nos vamos a asustar, no nos van a disciplinar frente al ajuste y el saqueo, y tampoco nos vamos a dejar provocar. Vamos a defender en el senado, en el congreso y en todas partes a los millones de argentinos y argentinas que están siendo castigados por un brutal ajuste económico".

Por último, llamó a una "reacción serena y responder por la vía política este increíble desvarío judicial" y le recordó al Gobierno que "la campaña política terminó en octubre".

"No siento que sea la única persona que esté sufriendo este tipo de extorsiones amenazas o intimidaciones", sostuvo Cristina y continuó: "lo que sí quiero decirles es que no van a tener resultado y que voy a seguir haciendo lo que siempre quise -que podrá compartirse o no pero que es la defender los intereses de las grandes mayorías nacionales". "Me quieren callada y con la espada de Damocles sobre mi cuello", concluyó.

En el recinto también estuvieron presentes los diputados del FpV Héctor Recalde, Nilda Garré, Juliana Di Tullio, Daniel Filmus, Daniel Scioli, Hugo Yasky, Walter Correa, Vanesa Siley, Juan Cabandié, Axel Kicillof; los legisladores porteños Andrea Conde, María Rosa Muiños, Gabriel Fuks, Carlos Tomada, Mariano Recalde, entre otros.

53 comentarios