domingo 21.10.2018
Información General
Está fuera de peligro
miércoles 10 de Enero de 2018

Niño sufrió fractura de cráneo al caerle encima parante de una carpa en San Clemente

Según denunció la familia, el encargado del lugar les dijo que no tienen seguro y que su habilitación es provisoria (Foto Facebook balneario

Según denunció la familia, el encargado del lugar les dijo que no tienen seguro y que su habilitación es provisoria (Foto Facebook balneario "Punta Ignacio")

Un niño de 10 años sufrió dos fracturas en la cabeza cuando el parante de la carpa que su familia alquiló en un balneario de la localidad bonaerense de San Clemente se cayó como consecuencia del fuerte viento.

El hecho ocurrió el domingo pasado, aunque trascendió recién hoy, en el balneario "Punta Ignacio", de esa ciudad turística. Según denunció la familia del menor, llamado Tomás Campero, el encargado les dijo que no tienen seguro y la habilitación del lugar es provisoria.

Todo comenzó cuando Tomás y su familia, que se encontraban de vacaciones en San Clemente, alquilaron una carpa en el balneario Punta Ignacio para resguardarse del sol. A la hora de haber llegado, el viento tiró uno de los parantes que le cayó en la cabeza y le hizo dos fracturas en la zona occipital y si bien se encuentra fuera de peligro, debe hacer al menos dos meses de reposo.

En declaraciones al sitio web del canal TN, Gabriela, la tía de Tomás Campero, confirmó que el nene está fuera de peligro en su casa de José León Suárez. "Anoche estaba mareado por el viaje. Ahora tiene que hacer reposo dos meses hasta que se curen las fracturas", indicó la tía del menor.

Tras el accidente, Tomás fue trasladado al hospital local, donde definieron que Tomás vaya a Mar de Ajó para una atención más específica. Después de 48 horas en observación, el chico pudo volver a su casa en el conurbano de Buenos Aires para empezar con su "vida tranquila" y recuperarse.

"Alrededor de la 10.30 ingresamos al balneario "Punta Ignacio", en Av. Costanera y San Martín, junto al muelle. Cuando llegamos nos dicen que elijamos la carpa en la que queríamos estar, la que elegimos tenía uno de los tirantes de la estructura en el piso, como había unos chicos que estaban armando las carpas no nos sorprendió", relató la mujer.

Mientras la mamá y la tía de Tomás se encargaban de cuidarlo, su abuela volvió al balneario a pedir la documentación del local y su seguro para accidentes. Según denunciaron en la comisaría de San Clemente, el encargado del lugar les dijo que no tienen seguro y que su habilitación es provisoria.

0 comentarios