domingo 15.7.2018
Deportes
Por Ariel Giuliani.-
miércoles 14 de Febrero de 2018

Schwartzman, cada vez más grande: sorteó un duro rival y está en cuartos

Ariel Giuliani
Ariel Giuliani
Thiem, máximo favorito, hace su presentación.

Thiem, máximo favorito, hace su presentación.

Para salir campeón hay sortear los momentos complicados. Sea el deporte que sea, tanto individual como colectivo. Las pruebas de carácter se muestran en las malas, como hizo este miércoles Diego Schwartzman, en una tarde noche que le costó sacar adelante para avanzar a cuartos del Argentina Open.

El brasileño Thomaz Bellucci fue un hueso duro de roer, por su estilo de juego combativo y golpes pesados, con mucho efecto. Ni siquiera el aliento casi de Copa Davis que hubo en las tribunas lo ayudaban al "Peque", pero la historia cambió para bien.

Muchas veces, jugar en casa, siendo el favorito local, complica más de lo que influye a favor. Algo de eso hubo en el inicio del choque ante Bellucci. Una vez el porteño pudo acomodarse, las diferencias de jerarquía y presentes se hicieron sentir. Fue triunfo argentino por 3-6, 6-3 y 6-1.

Al comienzo, Schwartzman estuvo desconectado del partido, muy retrasado en la cancha. A ninguno de los dos le funcionaba el saque, pero el paulista sacó provecho de algunos errores y se llevó el primero.

De ahí en adelante, el mejor argentino del cuadro principal empezó a buscar más el revés de Bellucci, el golpe más deficitario de su juego. Provocó fallas en la estructura de su rival y fue trabajando de a poco el triunfo. El segundo set fue una dura batalla, especialmente desde lo emocional.

Para el tercero el "Peque" estaba asentado, aunque no varió la dificultad. El público del Guillermo Vilas, lleno hasta la mitad, festejó junto a él cada punto importante. Es que el de Villa Crespo es el crédito local, y la gente se lo hace saber, casi "mimándolo".

Schwartzman está en cuartos de final del ATP porteño por primera vez. Su rival puede lucir accesible en la previa, pero viene de dar el cimbronazo más fuerte del campeonato. El esloveno Aljaz Bedene dio vuelta un partido trabado y bajó al español Albert Ramos, tercer clasificado, por 3-6, 7-5 y 6-1.

La primera alegría de la jornada llegó en la apertura, con un sólido partido de Guido Pella en varios aspectos. Le ganó 6-2 y 6-4 al español Fernando Verdasco en una producción destacada, más cómoda que el plan original, evitando grandes esfuerzos bajo el creciente calor porteño.

El bahiense disputó un buen partido, pero también cobró beneficios de los errores del madrileño. El campeón de la Davis en 2008 (en Mar del Plata) estuvo demasiado impreciso, forzando su potencia y buscando siempre cerrar en escasos golpes los puntos.

Pella defendió esos tiros, jugó inteligente y fue capitalizando esas falencias de su rival. La habilidad del número 59 del ranking fue no correrse mucho de este margen y ajustar los golpes para doblegar a Verdasco. Se sacó de encima un rival molesto, siempre peligroso, que en esta ocasión falló demasiado y el bahiense no lo perdonó.

Ahora Pella, que llegó a cuartos de final del Argentina Open también por primera vez, se medirá al oponente más difícil, el austriaco Dominic Thiem, número 1 del torneo y campeón aquí en 2016.

El número 6 del ranking fue el encargado de cerrar la tercera jornada, sin tribunas colmadas, pero con una buena cantidad de asistentes. Luchó más de lo previsto contra Horacio Zeballos, pero terminó imponiéndose por 6-4 y 6-3 con el recital de Rod Stewart en el Hipódromo de Palermo de fondo.

Thiem tuvo una actuación correcta, no le sobró nada, pero tampoco pasó sobresaltos. Tuvo un break point en contra y lo levantó, sacó el 71% con los primeros servicios y ganó el 71% con ellos. Estuvo sólido de fondo y mantuvo siempre la línea en lo físico, uno de sus puntos más destacados.

Zeballos presionó todo lo que pudo, jugó agresivo, yendo a la red, pero los 60 puestos de diferencia entre uno y otro terminó inclinando la balanza. La derrota condicionará las sensaciones del marplatense, pero jugó un gran partido ante uno de los mejores tenistas que hay en la actualidad en este tipo de superficies.

El programa del jueves contempla dos argentinos y otros tantos debuts. Desde las 14 se presentará el español Pablo Carreño Busta, segundo preclasificado, ante su compatriota Guillermo García-López, que viene de eliminar a Carlos Berlocq.

A continuación volverá a jugar Federico Delbonis (este miércoles jugó dobles con Pella y fue observado de cerca por Daniel Orsanic, capitán de Copa Davis y que también siguió el partido del bahiense). Su rival será el portugués Gasta Elías.

No antes de las 18.45 regresará al court central el francés Gael Monfils, una de las máximas atracciones, para medirse al serbio Dusan Lajovic. Por último, el duelo estelar y con promesa de muy buen tenis: Leonardo Mayer intentará dar un nuevo paso frente al italiano Fabio Fognini, cuarto favorito.

0 comentarios