sábado 18.8.2018
Política
Por Guillermo Gammacurta.-
domingo 11 de Marzo de 2018

La Generación elige presidente y apuesta al "purismo" del PRO para 2019

Guillermo Gammacurta
Guillermo Gammacurta
El intendente de Pinamar, Martín Yeza (en el centro), conducirá La Generación.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza (en el centro), conducirá La Generación.

La campaña ya empezó. Y a sabiendas de eso la juventud del PRO aglutinada en La Generación no pierde tiempo y comienza delinear el plan de acción que como premisa irrenunciable apela al purismo amarillo, una forma de marcar el sentido de pertenencia al espacio en el marco de la carrera hacia 2019.

Este sábado en Pinamar, los jóvenes de La Generación eligieron como nuevo presidente a Martín Yeza, intendente del partido costero y anfitrión del encuentro de los integrantes del espacio sub-40 más importante que tiene el PRO.

En 2015, Yeza se convirtió en el intendente más joven en ser electo en la provincia de Buenos Aires. Con llegada directa al corazón de la gobernación de María Eugenia Vidal, Yeza comenzó la gestión con ciertos inconvenientes, pero luego se afianzó y enderezó el rumbo de un distrito signado por gobiernos locales que en los años anteriores habían naufragado en tormentas políticas.

Como vicepresidente de La Generación fue elegido Juan Manuel Fernández. En los últimos dos años se desempeñó como secretario privado de Marcos Peña y ahora es director de Asuntos Parlamentarios para la Jefatura de Gabinete, lo que lo coloca en un rol clave en la relación del Gobierno con el Congreso. Con 29 años, Fernández es un hombre del riñón de Peña y está consustanciado con la línea del ministro coordinador.

"Nos planteamos como uno de los objetivos que La Generación se convierta en el palar negro del PRO", contó unos de los dirigentes a ámbito.com. De esta forma, para lo que se viene los jóvenes apelarán a la línea dura amarilla para definir sus movimientos políticos. "No descartamos que haya alguna depuración de jóvenes que provienen del radicalismo o de otros partidos", enfatizó otro joven del PRO.

Mientras varios radicales empiezan a marcar la cancha y públicamente reclaman mayor presencia de dirigentes de la UCR en un futuro armado para 2019, en el PRO comienza a primar el principio de pureza. Los movimientos de La Generación y esta orden de aplicar la "línea dura" del PRO, será un tamiz que dejará a varios en el camino.

El dato no es menor. El espacio sub-40 aglutina a varios jóvenes con cargos en la función pública y con decisión de continuar el ascenso en la carrera política. Miran con recelo a los ajenos y se sienten más cómodos con aquellos a los que reconocen estar "desde el primer momento".

El cierre del encuentro de camaradería dejó otro lineamiento para los miembros de La Generación: ganar territorialidad. Mientras a nivel amplio el PRO decidió volver al timbreo, los jóvenes sub-40 quieren empezar a sumar nombres para el armado de listas de cara a 2019, con mayor presencia en las nóminas para la disputa por las intendencias y los cargos legislativos.

9 comentarios