lunes 15.10.2018
Información General
También liberarán molinetes
miércoles 16 de Mayo de 2018

Subtes: se agrava el conflicto gremial y el viernes pararán las líneas C y D

El conflicto gremial se agravó debido a la suspensión de 70 trabajadores dispuesta por Metrovías.

El conflicto gremial se agravó debido a la suspensión de 70 trabajadores dispuesta por Metrovías.

El conflicto gremial que atraviesan los subterráneos porteños sumo un nuevo capítulo este miércoles con la paralización, durante 12 horas, de las líneas A y B, hecho que se replicara el próximo viernes con los ramales C y D, según advirtieron los metrodelegados que encabezan el plan de lucha.

Los trabajadores venían desarrollando un plan de lucha en reclamo de la reapertura de la paritaria firmada por la UTA y la empresa Metrovias, que contempla un aumento del 15%. A raíz de las medidas, la empresa suspendio a 70 trabajadores hecho que profundizo el conflicto entre el gremio y la concesionaria.

La conducción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) desarrolló el paro desde el arranque del servicio hasta las 12:00, cuando ambas líneas volvieron a funcionar con normalidad, aunque los pasajeros pudieron viajar gratis hasta las 14:00 desde las estaciones San Pedrito, Plaza de Mayo, Rosas y Lacroze.

"Esto no es una casualidad: venimos denunciando el aumento de la tarifa, la falta de inversión en mantenimiento del subte que se ha convertido en una trampa mortal para sus trabajadores mientras se lleva millonarias ganancias", denunció el delegado Claudio Dellecarbonara ante la prensa desde la estación Lacroze y acompañado por decenas de trabajadores del subte y el legislador porteño Patricio del Corro del PTS-Frente de Izquierda.

Sin punto de encuentro con la empresa concesionaria Metrovías, los metrodelegados anunciaron en conferencia de prensa que las medidas de fuerza continuarán el próximo viernes con interrupciones en las líneas C y D.

Según detallaron, la protesta se realizará bajo la misma modalidad: se paralizará el servicio desde el comienzo de la jornada y hasta las 12:00, y luego habrá apertura de molinetes en las estaciones Constitución y Retiro de la Línea C y estaciones a definir de la Línea D entre las 12:00 y las 14:00.

"La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro quiere informar a la opinión pública que, sumado a la falta de respuesta del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a nuestro pedido de diálogo por paritarias, la empresa concesionaria Metrovías realizó un ataque directo a compañeros/as, delegados/as y miembros del Secretariado Ejecutivo enviando 70 telegramas con sanciones. Algunos incluso piden el desafuero para aplicarlas", se indicó en un comunicado.

Allí los metrodelegados, que no tienen personería jurídica, insistieron en que la medida de fuerza del próximo viernes quedará suspendida "en caso de que los telegramas con sanciones sean dados de baja".

"Queremos reiterar seriamente nuestro llamado a la reflexión al gobierno porteño y a Metrovías, como lo hemos hecho en los últimos días, respecto a la responsabilidad que tienen en el desarrollo de este conflicto y la que tienen con los pasajeros", afirmaron.

"No es nuestro deseo paralizar el servicio y afectar su transporte, solamente queremos continuar discutiendo una paritaria del 15% cerrada en cuotas, a espaldas de la mayoría de los trabajadores del subte y que hoy queda chica con la brutal devaluación de las últimas semanas", agregaron.

Por su parte, Metrovías insistió en que los telegramas de suspensión enviados a más de 70 empleados de la compañía "se deben a la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o liberación de molinetes para facilitar la evasión, o directamente impedir la normal prestación del servicio".

En este sentido, remarcó que "esta situación no atenta contra el derecho a huelga, ya que las personas sancionadas son aquellas que han sido identificadas oportunamente como partícipes de acciones de carácter ilegal".

Y confirmó que las sanciones "son de aplicación inmediata, salvo en el caso de los delegados gremiales", que al contar con tutela sindical requieren una autorización judicial previa, por lo cual Metrovías inició acciones ante la justicia laboral a efectos de su desafuero.

"Lamentamos que la decisión de algunos representantes gremiales sea una vez más, afectar a los más de 200.000 usuarios que utilizan las Líneas A y B en esa franja horaria para trasladarse por la Ciudad", completó el comunicado de la empresa.

0 comentarios