lunes 18.6.2018
Política
Por Marina Giacometti
miércoles 13 de Junio de 2018

Afuera del Congreso, militantes a favor y en contra del aborto legal también fueron protagonistas de la jornada

Marina Giacometti
Marina Giacometti
De noche, manifestantes pro y anti aborto aguardan la votación sobre la legalización en una vigilia que se espera sea hasta la mañana del jueves.

De noche, manifestantes pro y anti aborto aguardan la votación sobre la legalización en una vigilia que se espera sea hasta la mañana del jueves.

La jornada histórica de debate por la legalización del aborto en la Cámara de Diputados de la Nación tuvo su contrapartida en las calles.

Un fuerte operativo de seguridad rodeó desde temprano el edificio del Parlamento. La Plaza de los Dos Congresos fue dividida al medio, el sector que daba a Rivadavia fue dispuesto para los grupos a favor de la legalización y el de Hipólito Yrigoyen, para los provida.

El feminismo, responsable de abrir el camino para que este proyecto pudiera llegar al recinto, a partir del proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito no defraudó con su marea verde y copó el ala norte del Congreso, sobre Rivadavia.

Desde la noche del martes comenzaron a instalar carpas y gazebos para la serie de actividades culturales y artísticas que se desarrollaron durante toda el día.

Artistas y bandas como Gabo Ferro, la Orquesta Fernández Fierro, Eruca Sativa, Soledad Villamil, Jimena Barón y Miss Bolivia son algunos de los nombres que aportaron música a la vigilia.

Foto: Ignacio Petunchi

El verde, por supuesto, fue el común denominador, junto al glitter y los brillos en las caras pintadas de las más jóvenes, "La revolución de las hijas", como las llamó la periodista Luciana Peker, a las representantes de esa nueva generación que quieren "aborto legal en el hospital".

"Me parece que el aborto es una cuestión que tiene que legalizarse ya, no podemos seguir con este sistema retrógrado en el que la Iglesia decide por nosotras. Por eso estamos acá, para que vean que somos un montón y estamos todas juntas. Esto es histórico, en algunos años, va a estar en los libros de historia", dijo a ámbito.com, Clara, una estudiante de Derecho de la Universidad de La Plata que viajó a la plaza, junto a sus compañeras.

En tanto, Emilce Zarate, de 18 años, contó que quiere que se legalice el aborto para que deje de ser clandestino, para que "las mujeres pobres puedan abortar de manera segura en un hospital y no en lugares en donde corre riesgo su vida".

"Mi mamá es enfermera y ella nos cuenta la cantidad de chicas que llegan a hospitales con complicaciones de abortos ilegales y a muchas de ellas no pueden salvarlas"
, agregó.

Video: @RevistaFurias

Además, en la marcha había dos compañeras de la secretaría de Géneros de la CTA de Mar del Plata, que viajaron especialmente para la vigilia. "Hace 15 años que esperamos este momento. Es un día histórico por los derechos de todas las mujeres. Vamos a quedarnos hasta que voten", expresaron.

"Las ricas abortan las pobres mueren", "Que sobrevivir a un aborto no sea un privilegio de clase", "Somos el grito de las que no tienen voz", "A la sociedad le molesta más una mujer libre que asesinada" y "Si el Papa fuera mujer, el aborto sería ley",
fueron algunos de los sloganes cantados o carteles que podían leerse al caminar.

Del lado de Hipólito Yrigoyen la concentración de los provida comenzó poco antes de las 17. A los pañuelos celestes con la inscripción "Salvemos las dos vidas" se les sumaron banderas argentinas y unos llamativos globos fucsias.

"La solución a la muerte clandestina no es la muerte legal" y "El aborto no es un derecho porque no existe el derecho a matar" fueron dos de los lemas que pudieron leerse en pancartas.

Foto: Ignacio Petunchi

Además, los manifestantes entonaron varias veces un cántico en defensa "de las dos vidas": "Dicen que no tienen vida, dicen que no tienen voz. Acá estamos los que marchamos por la vida de los dos".

Y dejaron otros versos para los diputados que estaban sesionando: "Señores diputados si aprueban el aborto qué quilombo se va a armar".

"Estoy en contra del proyecto de legalización del aborto como católica, como cristiana y como ser humano. Seguramente la mayoría de los jóvenes de los pañuelos verdes serán católicos, habrán sido bautizados y se habrán olvidado del quinto mandamiento que dice 'no matar'",
sostuvo Avelina Herrera a ámbito.com.

Foto: Ignacio Petunchi

En tanto, otra manifestante Inés Saubidet consideró: "El chiquito sufre adentro de la madre, no es parte de la madre, es otra vida. Lo que pasa es que las que piden el aborto son mujeres que no están bien informadas y pretenden que eso les de la libertad sexual que no tienen y no van a tener nunca porque si uno tiene sexo con alguien los riesgos están siempre. Lo que hay que hacer es prevenir. No tienen por qué matar un bebé".

Por último, Marcela, quien llegó desde Rosario para acompañar la movilización expresó: "Como cristianos estamos orando para que este proyecto no salga porque creemos que va a ser un sacrilegio para la Argentina".

"El aborto va a seguir siendo una problemática de salud pública porque hay adolescentes que lo están tomando como método anticonceptivo"
, concluyó.




Sobre la avenida Entre Ríos y su intersección con Moreno, se montó un escenario en donde la conductora Viviana Canosa ofició de presentadora y realizó en vivo una ecografía en el escenario.

Sin certezas sobre lo que pasará en el recinto, numéricamente hablando, la marea verde le ganó las calles a los grupos provida. Se logre o no la media sanción esta madrugada, ya no habrá vuelta atrás.

2 comentarios