miércoles 24.10.2018
Por Leandro Compton Hall.-
miércoles 13 de Junio de 2018

Radiografía del Grupo A: fortalezas y debilidades del anfitrión y sus rivales

Leandro Compton Hall
Leandro Compton Hall
Rusia, el anfitrión, no la tiene fácil en su grupo. (Infografías por Javier Ghersi).

Rusia, el anfitrión, no la tiene fácil en su grupo. (Infografías por Javier Ghersi).

Generalmente el Grupo que aglutina al dueño de casa en un Mundial, suele ser accesible para el anfitrión, pero no es el caso de Rusia, que llega a esta Copa del Mundo como el seleccionado peor ubicado en el Ranking FIFA y con un equipo que no logra ensamblar sus piezas.

Rusia abrirá la Copa del Mundo el 14 de junio ante Arabia Saudita, a priori el rival más accesible. Los dirigidos por Juan Antonio Pizzi llegan golpeados a la máxima cita luego de perder los últimos tres partidos amistosos. Su figura, Mohammad Al-Sahlawi, juega de delantero para Al-Nassr en la liga de su país y convirtió 19 goles en la temporada.



El segundo rival es Egipto. El subcampeón africano llega entonado, además, por la grandísima temporada que tuvo su goleador y capitán, Mohammed Salah, quien con sus tantos ayudó a Liverpool a llegar a la final de la Champions League y a ocupar el cuarto lugar en la Premier League. Sin dudas, muchos ponen a los africanos que conduce Héctor Cúper como los segundos clasificados pero será determinante el duelo mano a mano del 19 de junio en San Petersburgo para definir uno de los clasificados.



Todo esto si se da la lógica de que Uruguay pase sin inconvenientes el Grupo A. Los dirigidos por Oscar Tabarez no deberían pasar sobresaltos y ser los líderes indiscutidos. Debutan el viernes 15 de junio en Ekaterimburgo ante Egipto, probablemente sin el lesionado Salah.

Uruguay ha mezclado experiencia y juventud, pero varios de sus pilares llegarán con una muy buena temporada en sus respectivos clubes. El más representativo es el compañero de Lionel Messi en Barcelona, Luis Suárez, pero también están Edinson Cavani, de gran campeonato en Francia jugando para París Saint Germain y Diego Godín, dueño de la defensa de Atlético de Madrid junto a José María Giménez.

En la mitad de cancha, durante los últimos amistosos, Óscar Tabárez optó por una formación joven compuesta por Nahitan Nández, el jugador de Boca, Rodrigo Bentancur, que alternó en Juventus, Giorgian De Arrrascaeta, que juega en el fútbol brasileño, y el más experimentado, Matías Vecino, el compañero de Mauro Icardi en Inter.




Por su parte Rusia no es un rival de temer, pero siempre ser local da un plus. Un equipo débil en defensa (a pesar, o tal vez por eso, de tener como figura a su arquero, Igoor Akinfeev, jugador de CSKA de Moscú) e inofensivo en ataque, deberá evitar que le hagan goles y aprovechar las pocas que tengan. De los últimos cinco amistosos previos al Mundial, empató dos y perdió tres. Convirtió tres tantos y recibió diez.



Por lo que se ve, sólo la localía parece mantenerlo con chances. La clasificación a octavos será una dura tarea, pero los rusos siempre se caracterizaron por sacar adelante misiones que parecían imposibles.

1 comentarios