lunes 18.6.2018
Por Leandro Compton Hall.-
jueves 14 de Junio de 2018

Grupo B: el campeón europeo contra un candidato convulsionado

Leandro Compton Hall
Leandro Compton Hall
El grupo B tendrá una final anticipada entre sus partidos. (Infografías por Javier Ghersi).

El grupo B tendrá una final anticipada entre sus partidos. (Infografías por Javier Ghersi).

El grupo B es quizás, el más predecible de todos. Parecería que lo único que resta por saber es quién se quedará con el primer puesto: si el campeón de Europa, Portugal, o España, uno de los máximos candidatos al título para la mayoría.

Para colmo, se medirán en la primera fecha, el viernes 15 de junio a las 15 horas en Sochi. Los lusos, como se sabe, llegan confiados por contar con su as de espadas, el goleador de Real Madrid y flamante tricampeón de la Champions League, Cristiano Ronaldo.

Tras lograr el título en la Eurocopa de Francia, los dirigidos por Fernando Santos van por el cetro que le falta a su estrella: el Mundial. Sería el primero de su historia en lo que significa su sexta Copa del Mundo, la quinta de manera consecutiva.



España llegaba con un juego de posición extraordinario y aceitado debido al coherente trabajo de la Real Federación Española de Fútbol. Pero justo un día antes del inicio del Mundial, estalló el escándalo que dejó sin cargo al entrenador Julen Lopetegui por haber firmado contrato con Real Madrid en plena preparación.

La duda del ahora extécnico era la de centrodelantero. Para ese puesto luchan Diego Costa (finalmente él fue el elegido) o Iago Aspas, ambos de muy buenas temporadas.

Si juega el delantero de Atlético de Madrid España tendrá un hombre de área bien definido con un gran juego aéreo, pero que cuando salga del área jugará de espaldas al arco pivoteando. En cambio, con el delantero de Celta, el equipo encontrará un futbolista que se una mejor al engranaje colectivo de la mitad de cancha y ataque el arco siempre de frente, apareciendo por sorpresa en el área.

Algo que debió resolver el flamante entrenador, Fernando Hierro.

Si bien el seleccionado ibérico está plagado de figuras, su referente es el capitán Sergio Ramos, un jugador aguerrido y temperamental que llega al gol, generalmente de pelota parada. Pero el fútbol pasará por lo que puedan hacer Andrés Iniesta en la conducción y Sergio Busquets en la distribución. Además, España contará con un gran arquero como David De Gea, un central confiable y valiente como Gerard Pique y dos laterales que se convierten constantemente en delanteros como lo son Jordi Alba por la izquierda y Dani Carvajal (que en el primer partido no jugará por lesión y lo reemplazará Nacho).

El campeón del mundo en 2010 tiene un gran equipo, maduro y seguro, que práctica un fútbol vistoso y eficaz que lo llevó a estar en la consideración de todos en cada torneo que disputó. Y Rusia 2018 no es la excepción, pese al cimbronazo que sufrió 48 horas antes de su debut.




Las cenicientas de este grupo son Marruecos e Irán. El combinado africano llegó a Rusia 2018 tras ganar su grupo frente a Costa de Marfil, Gabón y Malí. Su figura es el defensor de Juventus (compañero de Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala) Mehdi Benatia. Deberá ganarle a Irán y tratar de dar el zarpazo ante alguno de los gigantes.

Como casi todo equipo africano tiene velocidad y algunos jugadores de buen porte.




Irán, la primera selección en pisar suelo ruso, jugará su cuarta copa del mundo. No tuvo inconvenientes en la clasificación y sueña con dar el batacazo. Carlos Queiroz armó un equipo pragmático y confiable, pero el sorteo no le trajo buenas noticias y enfrentará a dos equipos muy superiores en los papeles.

Su figura es Sardar Azmoun, quien muchas veces se sentirá local ya que se desempeña en Rubin Kazán, ciudad en la que jugará ante España el miércoles 20 de junio.


0 comentarios