viernes 16.11.2018
Economía
Cambios en el Gabinete
jueves 14 de Junio de 2018

En medio de una nueva corrida cambiaria, renunció Sturzenegger y Caputo será el presidente del BCRA

Federico Sturzenegger y Luis Caputo.

Federico Sturzenegger y Luis Caputo.

En una jornada convulsionada por la corrida cambiaria que llevó al dólar al récord de $ 28,44, Federico Sturzenegger presentó su renuncia a la presidencia del Banco Central. Mauricio Macri aceptó la dimisión y dispuso que Luis Caputo lo reemplace en la entidad monetaria al tiempo que el Ministerio de Finanzas será reabsorbido por Hacienda al mando de Dujovne que gana más poder dentro del Gobierno.

Según la comunicación oficial Sturzenneger le brindó su renuncia al presidente Macri, donde el jefe de Estado le agradeció el trabajo realizado durante su gestión al frente del BCRA. El ahora extitular del Central difundió en redes sociales su carta de renuncia en donde admite "perdió credibilidad" en su mandato.

Si bien el propio Presidente lo había confirmado en el cargo hace dos semanas, la nueva disparada del dólar precipitó su salida de la calle Reconquista. El mercado estaba pidiendo un cambio y el propio Sturzenegger se convirtió en el fusible que terminó por saltar. El economista se desempeñaba al frente del Central desde el inicio de la gestión de Cambiemos en diciembre de 2015.

En tanto la dignación de Caputo al frente del Central es en comisión hasta el otorgamiento del acuerdo correspondiente por parte del Senado de la Nación. El Ejecutivo confía que Caputo dará el golpe de timón necesario que el Central necesita para recuperar la credibilidad.

Desde que asumió como ministro en enero de 2017, "Toto" supo consagrar su trayectoria con la salida del default técnico de la deuda tras el arreglo con los fondos buitre. También llevó a cabo una exitosa serie de colocaciones en bonos que permitieron contener el déficit fiscal.

Ahora, el funcionario entrará a la entidad monetaria en medio de una crisis cambiaria, y con una bomba que aún no fue desactivada y que tiene nombre propio: Lebac. Desactivar el próximo vencimiento de las letras del Central será ahora el primer desafío que deberá enfrentar en su nuevo rol.

Durante la tarde, mientras cerraban los mercados Macri y Dujovne mantuvieron un encuentro en la quinta de Olivos donde se presume analizaron el acuerdo con el FMI y la fuerte escalada del dólar que subió 11,3% en seis ruedas

Fuentes oficiales confirmaron el encuentro en una jornada muy complicada para los mercados, desconcertados por el manejo de la política cambiaria. Si bien no se confirmó el contenido de la reunión, se especuló con que Dujovne habría presentado a Macri detalles sobre la convulsionada jornada.

Ahora, la política económica se sostendrá en la dupla Dujovne-Caputo, con el respaldo de la plata fresca comprometida con el FMI por U$S 50.000 millones, pero continúan los interrogantes abiertos. Fuentes del mercado especularon con que no sólo el dólar decidió la suerte de Sturzenegger, sino también su decisión de apostar fuerte a la emisión de Lebac a altísimas tasas para contener el tipo de cambio.

Cuando el jefe del BCRA asumió, las Letras del Banco Central acumulaban un stock de 300.000 millones de pesos. En sus dos años y medio de gestión, las cuadruplicó, al alcanzar el 1,2 billón, lo cual se terminó convirtió en una bomba de tiempo financiera muy difícil de desarmar.

A tal punto que, en las últimas negociaciones con el FMI, los técnicos del organismo pidieron una estrategia clara para terminar con esos niveles de endeudamiento.

En medio de la confusión reinante, los mercados creyeron ver en la devaluación acelerada una estrategia para recomprar a gran velocidad esas Lebac en pesos, con dólares apreciados a niveles cercanos a los 30 pesos.

Habrá que ver qué ocurre este viernes y la próxima semana, ante el riesgo de que los dueños del dinero le terminen respondiendo al Gobierno con ese "ancho de bastos" que siempre tienen a mano los dueños del mundo de las finanzas.

42 comentarios