domingo 22.7.2018
Política
Informe Liliana Franco.-
martes 10 de Julio de 2018

Macri recibió a los padres de Justina y les prometió reglamentar la ley a la brevedad

A un día de cumplirse una semana de la sanción definitiva de la Ley Justina, el presidente Mauricio Macri recibió este martes en Casa Rosada a los padres de la niña de 12 años que en noviembre pasado falleció a la espera de un corazón, ante quienes se comprometió a reglamentar la norma a la brevedad.

Del encuentro participaron Ceferino y Cipriano, hermanos menores de la niña; el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein; el senador Juan Carlos Marino y el diputado Daniel Lipovetzky.

A la salida del encuentro, Ezequiel Lo Cane, padre de Justina sostuvo ante la prensa: "Tenemos el apoyo del Presidente para que esto se reglamente respetando la esencia de la ley. Hay que reglamentarla rápido porque por día mueren entre 6 ó 7 personas por no poder recibir órganos. Hay alrededor de 8000 personas en lista de espera, 3000 personas necesitan tejidos y cerca de 30.000 están en procesos de diálisis, lo que quiere decir que sus órganos están debilitados y pueden llegar a necesitar un trasplante a la brevedad".



La ley establece que a partir de ahora todos los mayores de 18 años son donantes, salvo que dispongan lo contrario anotándose en un registro, al contrario de lo que sucedía hasta el momento donde había que manifestar la voluntad de ser donante. En este sentido, Lo Cane aclaró algunas falsedades que circularon en la prensa en los últimos días sobre la cantidad de gente que se estaba anotando en el registro para no dona.

"El registro funciona hace más de 10 años y ya se anotaron más de tres millones de personas, de las cuales 2 millones dijeron que sí y un millón dijo que no. Pero desde el miércoles 4 de julio que se aprobó la Ley Justina por unanimidad en el Senado y en Diputados, hubo 40 personas que dijeron que no y casi 400 que dijeron que sí. Entonces, es muy extraño lo que sale en los medios. Todo esto se puede corroborar con los datos del INCUCAI y es evidente que la gente está a favor de la ley", aclaró el papá.

A su turno, Paola Stello, mamá de Justina manifestó sentirse muy acompañada por el Presidente, quien los felicitó por su lucha para conseguir la ley.

"Hay algo importante que yo quiero que la sociedad entienda y es que si bien esta ley Justina sale y fue votada por senadores y diputados, no quiero que se pierda la esencia y es que fue por la pura generosidad de mi hija en un momento de lucha, de mucho sufrimiento donde dijo 'ayudemos a todos los que podamos'", expresó emocionada.

"Yo ahora escucho que hay gente que dice que ahora el Estado nos obliga a donar los órganos, yo les pido por favor. Yo sé que es difícil ponerse en el lugar. Ella fue la que de pronto vio que se le venía la muerte encima, a pesar de que quería vivir. Y es eso, pensemos en eso. Pensemos en que mi hija solo quiso el bien, para que el resto tenga la posibilidad de seguir viviendo. Eso representa la Ley Justina. Pónganse en el lugar de la gente que necesita seguir viviendo, con el corazón y con la necesidad de darle esperanza a esta gente", continuó Paola.

Por su parte, el senador Marino, uno de los autores de la iniciativa, consideró que la Ley Justina va a marcar un antes y un después en su vida. "El legado de Justina fue hagan por los demás todo lo que puedan y sus padres decidieron convertir el dolor en lucha", indicó.

En cuanto al texto de la norma, el legislador sostuvo: "Yo me quedo con las palabras de la diputada Camaño el otro día en Diputados cuando dijo esta era una ley perfecta, no le falta ni le sobra nada".

"Tenemos que trabajar para que cada vez haya menos Justinas en la Argentina y va a haber un cambio de paradigma en el país, vamos a pasar de los 12 donantes cada millón de habitantes y vamos a tratar de transformarnos en España que es líder en el mundo que está entre 70 y 80. Ese es el objetivo. Por eso estas leyes tienen amplio consenso en la sociedad, en la gente, en el Presidente", concluyó.

3 comentarios