sábado 21.7.2018
Ambito BIZ
Por Guillermo Gammacurta.-
jueves 12 de Julio de 2018

La volatilidad impide a Molino Cañuelas financiarse en el mercado de capitales

Guillermo Gammacurta
Guillermo Gammacurta

La volatilidad doméstica comienza a complicar el financiamiento de las grandes empresas que ven imposibilitado el acceso al mercado de capitales tanto local como internacional, lo que las obliga a frenar colocaciones y repensar las estrategias.

Una de las primeras compañías en sentir el temblor es Molino Cañuelas que tenía en perspectiva una Oferta Pública de Acciones en Nueva York y Buenos Aires para conseguir capitalización y mejorar la situación financiera de corto plazo. "El objetivo principal que tenemos es capitalizar la compañía para cancelar parte de la deuda que tenemos con los bancos, que ha sido tomada para concretar las inversiones muy importantes que se hicieron los últimos años", explicó Juan Manuel González Capra, director de Asuntos Legales y Corporativos de Molino Cañuelas en diálogo con ámbito.com.

Durante varios años la empresa realizó un trabajo interno para avanzar en el financiamiento en el mercado de capitales. Así, durante 2017 y el primer semestre de 2018 se adecuó a los requerimientos necesarios para hacer viable la Oferta Pública de Acciones.

"Estuvimos a punto de salir en noviembre pasado, pero tuvimos una semana medio complicada, bajaron los valores de las acciones argentinas en general y decimos no salir porque no era una buena ventana. Esperábamos que sea en marzo pero la volatilidad del mercado en la Argentina hizo que por el momento no se vea una ventana en el corto plazo y esto nos obliga a reordenar los vencimientos con los bancos en el corto plazo", contó González Capra.

Con una deuda contraída en dólares y con vencimientos de corto plazo (varios operan este año), la empresa venía planificando su flujo futuro con una expectativa de capitalización de entre u$s 300 y u$s 500 millones, algo que por el momento quedó trunco. Sin embargo, la compañía sigue con "todo listo" en caso de que se estabilicen los mercados y vuelva el apetito inversor.

Ante este escenario, los directivos de Molino Cañuelas están negociando con los bancos distintas alternativas financieras para poder elaborar un plan integral que le permita converger a una estructura de capital viable e independiente de la volatilidad del mercado de capitales. Para ese fin, la empresa contrató el asesoramiento de la firma Lazard Internacional. "En la actualidad, se están pagando los intereses y se están reprogramando los vencimientos de capital con los bancos", dijo González Capra.

Pese a la imposibilidad de la colocación en el mercado de capitales, desde la empresa resaltaron que esta situación no afecta el normal desenvolvimiento de la empresa con relación a los empleados, proveedores y clientes.

De todas formas, González Capra aclaró: "No somos ajenos a la coyuntura general que atraviesa el país con el estiramiento de los pagos. Nuestros clientes están corriendo los plazos y por ende, nosotros tenemos que acomodar los cobros con el pago a nuestro proveedores como para tener equilibrada la situación".

Con una trayectoria de más de 80 años, Molino Cañuelas emplea en la Argentina a 3.500 trabajadores. En la actualidad es un grupo industrial regional especializado en la elaboración de harinas, aceites, galletitas, pastas secas, pre mezclas, y alimentos congelados para consumo masivo e industrial. Cuenta con 21 plantas industriales ubicadas estratégicamente en Argentina, Uruguay y Brasil y llega con sus productos a más de 60 países en los 5 continentes.

1 comentarios