martes 16.10.2018
Economía
Wall Street cedió un 0,8% y el Bovespa, un 2,9%
viernes 10 de Agosto de 2018

La crisis turca golpeó a los mercados del mundo

La lira turca se desplomó 7% en un solo día frente al dólar y desató preocupación en las bolsas. Hubo alerta por efecto en los bancos de la región.

El desplome de la lira turca sacudió el viernes a las acciones en el mundo y a los mercados emergentes, mientras que el temor a más complicaciones llevó a los inversores a buscar la seguridad de activos como el yen y los bonos del gobierno de Estados Unidos.

Las acciones europeas y un índice de los mercados accionarios globales cerraron con una baja de más de un 1 por ciento, mientras que Wall Street también cayó, pero no tanto. El índice alemán DAX perdió un 2 por ciento.

La lira se hundió hasta un 18 por ciento frente al dólar en su peor día desde la crisis financiera turca de 2001. El desplome siguió a diferencias cada vez más profundas con Estados Unidos, preocupaciones por la economía local y falta de medidas de sus políticos.

El presidente Tayyip Erdogan dijo a los turcos que cambien el oro y los dólares por liras, luego de que Donald Trump duplicó los aranceles de Estados Unidos a las importaciones de metal desde Turquía.

Las acciones bancarias de toda Europa cayeron y el euro bajó a un mínimo desde julio de 2017, después de que el Financial Times publicó que el Banco Central Europeo (BCE) estaba preocupado por la exposición de los prestamistas de la zona a Turquía.

El dólar subió porque la exposición a Turquía podría afectar a los bancos europeos y provocar un efecto dominó en la medida que las personas comienzan a retirar dinero de esos bancos y entrar en activos estadounidenses, dijo Gregan Anderson, estratega macroeconómico de la correduría Bulltick LLC.

El índice MSCI de acciones mundiales, que sigue acciones de 47 países, bajó un 1,2% y borró todas sus ganancias de la semana.

Los inversores se volcaron a la deuda gubernamental "segura". Los rendimientos en Alemania alcanzaron mínimos de tres semanas y el retorno del bono del Tesoro estadounidense a 10 años cayó a un 2,8750 por ciento debido a que los inversores buscaron su seguridad.

El índice dólar, que mide la fortaleza del billete verde frente a un grupo de seis monedas, superó la marca de 96, su nivel más alto desde julio de 2017.

Las acciones de mercados emergentes perdieron un 1,66 por ciento, mientras que el peso mexicano, una referencia para las monedas de los mercados emergentes, perdió un 1,29 por ciento frente al dólar.

El índice industrial Dow Jones bajó 0,75% a 25.313,14 puntos, el Nasdaq, de valores industriales, dejó 0,67% a 7.839,11 y el S&P 500 perdió 0,71% y cerró en 2.833,28 unidades.

En el acumulado de la semana el Dow y el S&P 500 bajaron respectivamente 0,59% y 0,25% mientras que el Nasdaq ganó 0,35%.

"Los factores de riesgo que rodean a la situación de Turquía son elevados", dijo Peter Cardillo de Spartan Capital.

La crisis turca arrastró también a las principales bolsas europeas. Al cierre de la plaza de Londres, el índice FTSE 100 perdió 0,97% para terminar en 7.667,01 puntos. Mayor fue la caída del DAX de Fráncfort, que se dejó 1,99% y cerró en 12.424,35 puntos.

El selectivo CAC 40 de la bolsa de París cayó 1,59% a 5.414,68 puntos. En Madrid, el IBEX 35 perdió 1,56% y cerró en 9.602,10 puntos.

El mayor desplome se registró en Milán, donde el índice FTSE Mib bajó 2,51% a 21.091 puntos.

• Brasil


La bolsa brasileña cerró la semana con fuertes pérdidas, presionada por una mayor aversión mundial al riesgo, en medio de una serie de noticias corporativas y de la constante incertidumbre sobre el panorama electoral local.

El índice referencial Bovespa de la bolsa de Sao Paulo retrocedió un 2,86 por ciento, a 76.514,35 puntos, su mayor caída porcentual diaria desde finales de mayo. El volumen negociado sumó 12.300 millones de reales, por encima del promedio diario del año.

En una semana en la que todas las sesiones terminaron con pérdidas, el Bovespa acumuló un descenso del 6 por ciento, rompiendo una secuencia de seis semanas de avances durante las cuales cosechó una ganancia de 15 por ciento.

Según el socio de la administradora de fondos Constância Marcello Paixão el efecto de la propagación de la aversión al riesgo entre los mercados emergentes se acentuó en Brasil por la incertidumbre local, particularmente con las elecciones de octubre, además de algunos resultados corporativos débiles.

Las acciones de Usiminas se hundieron un 7,27 por ciento, tras llegar a caer un 11 por ciento en su peor momento de la sesión, después de que una unidad de la compañía sufrió una fuerte explosión que dejó 30 heridos.

Los papeles preferenciales de Bradesco bajaron un 4,98 por ciento, mientras que los de Itaú Unibanco perdieron un 3,63 por ciento, con inversores aún atentos a la aprobación del Banco Central a la compra de una participación en XP Investimentos.

Las acciones de BRF se hundieron un 6,4 por ciento después de que el procesador cárnico reportó una pérdida neta de 1.574 millones de reales en el segundo trimestre, afectada por una investigación de la Policía Federal y por una huelga de camioneros.

Los títulos preferenciales de Petrobras cedieron un 3,69 por ciento, a pesar del avance de los precios internacionales del petróleo.

En el mercado cambiario, en tanto, el real bajó un 1,59 por ciento, a 3,8640 unidades por dólar, para acumular en la semana un descenso de 4,23 por ciento.

• Asia

La bolsa de Tokio cerró este viernes con pérdidas por las ventas masivas antes de las vacaciones y a la espera del resultado de las negociaciones comerciales entre Japón y Estados Unidos.

El índice Nikkei 225 de los principales valores cedió 1,33%, hasta 22.298,08 puntos.

Por su parte el índice Topix de todos los valores terminó con caídas del 1,15%, hasta 1.720,16 puntos.

0 comentarios