jueves 16.8.2018
Deportes
En Marruecos
domingo 12 de Agosto de 2018

Ante el Sevilla, Barcelona gritó campeón en el regreso de Messi tras el Mundial

Los catalanes ganaron 2 a 1 y se adjudicaron la Supercopa de España. Los goles fueron convertidos por Sarabia para los andaluces, y por Piqué y Dembelé para los "blaugranas".
Lionel Messi fue clave en el primer gol del Barcelona al estrellar un tiro libre en el palo que Piqué transformó en gol tras el rebote.

Lionel Messi fue clave en el primer gol del Barcelona al estrellar un tiro libre en el palo que Piqué transformó en gol tras el rebote.

El Barcelona se consagró campeón de la Supercopa de España tras derrotar 2 a 1 al Sevilla en Marruecos. Los andaluces, que erarron un penal en el final, comenzaron ganando con gol de Pablo Saravia, pero los catalanes lo dieron vuelta con tantos de Piqué y Dembelé, en el partido que marcó el regreso de Messi a las canchas tras el Mundial.

El encuentro, disputado en la ciudad marroquí de Tánger, fue el esperado para dos equipos todavía cortos de forma y sin el ritmo propio de los partidos de alto nivel. Sobre todo en el caso del Barcelona.

El Sevilla está de estreno con el técnico Pablo Machín, quien está intentando imponer un esquema de tres centrales y dos laterales largos, un dibujo que todavía precisa ajustes.

Le vino bien adelantarse en su primer remate, producto de un contraataque bien armado por Luis Muriel y perfectamente finalizado por Sarabia con un disparo cruzado.

El Barcelona sometió a su rival con la posesión, aunque circuló el balón con mucha lentitud. Pero su dominio fue suficiente para llevar al Sevilla muy atrás. El empate era cuestión de tiempo y éste llegó a tres minutos del descanso. Messi ejecutó una falta, el balón fue el palo y Piqué estuvo más listo que nadie para empujar a la red.

La segunda parte tuvo muy poca calidad, aunque la emoción del marcador fue suficiente para mantener el interés. El paso de los minutos introdujo el choque en un letargo por la fatiga.

El Sevilla tuvo una gran ocasión con un remate del argentino Franco Vázquez que se fue al larguero. Luego apareció Ter Stegen para blocar un tímido disparo de Jesús Navas.

El trofeo estaba para una jugada personal y ésta apareció a los 78 minutos. Dembélé tomó un balón cerca del área, pareció sorprendido de que ningún sevillista le presionara, aceptó la invitación y soltó un obús para voltear el marcador definitivamente.

Con apenas una semana de entrenamientos, el francés fue la sorpresa del once titular de Ernesto Valverde y el jugador respondió, pues fue el futbolista más vertical e incisivo del Barcelona. El gol rubricó su actuación.

El Sevilla tuvo todavía una gran oportunidad para llevar el partido a la prórroga con un extraño penal en el tiempo de descuento. Lanzó mal el francés Wissam Ben Yedder y paró Ter Stegen. Ahí quedó definida ya la Supercopa de España para el Barcelona.

0 comentarios