domingo 21.10.2018
Deportes
Polémica en Flushing meadows
jueves 30 de Agosto de 2018

US Open: la insólita arenga del árbitro a Kyrgios que lo ayudó a remontar el partido

El árbitro sueco Mohamed Lahyani le pidió este jueves al controvertido tenista australiano Nick Kyrgios que se esforzara más durante su partido de segunda ronda del US Open ante el francés Pierre-Hugues Herbert, que ganó en cuatro sets, lo que levantó una gran polémica en el torneo.

"Solo estaba preocupado por la manera en la que estaba jugando", dijo el australiano inmediatamente después del partido.

"Creo que Mohamed Lahyani se equivocó, que no es apropiado que un árbitro baje y diga 'quiero ayudarte'. Sí, se equivocó. No sabemos qué hubiera pasado si no lo hubiera hecho", apuntó Herbert en conferencia de prensa.

Kyrgios había perdido el primer set 6-4 y caía también en el segundo 5-2 mostrando un gran desinterés antes de que Lahyani perdiera la paciencia y fuera a hablar con el australiano, 30° cabeza de serie del torneo que se disputa en Flushing Meadows, en Nueva York.

"Quiero ayudarte. Este no eres tú. He visto tus partidos, eres muy bueno para el deporte", pudo escucharse entre el ruido del público.



Kyrgios oyó sus palabras sentado en su silla, cabizbajo, con las manos en su cabeza e intentando refrescarse por el calor extremo que asola Manhattan.

La charla de Lahyani surtió efecto y un reforzado Kyrgios dejó de deambular por la cancha y terminó ganando el segundo set 7-6 (6), así como las dos siguientes por 6-3 y 6-0.

La intervención del árbitro acaparó inmediatamente la atención de las redes sociales.

"No sabía que los árbitros estaban autorizados a dar charlas motivadoras", tuiteó la jugadora croata Donna Vekic, pareja del suizo Stan Wawrinka.

"No estés enfadada por no estar en el US Open", contestó Kyrgios tras el final de su partido en un mensaje que borró instantes después.

Un poco más tarde, decidió publicar otro en su cuenta de Twitter: "IRÓNICO viniendo de alguien que recibe indicaciones de su entrenador en la cancha cada semana del año (algo que no está permitido) y que está fuera el US Open".

La organización también negó que el árbitro animara o apoyara al jugador. "Lahyani estaba preocupado porque Kyrgios pudiera necesitar atención médica. Lahyani le dijo a Kyrgios que si se sentía enfermo el torneo podía ofrecerle atención médica. También le informó que si su falta de interés por el partido continuaba, como árbitro, podría tomar medidas", explicó en un comunicado.

"No es su papel", opinó por su parte Roger Federer, su próximo rival tras deshacerse en tres sets del francés Benoît Paire.

El australiano señaló más tarde en conferencia de prensa que era "ridículo" que esa conversación hubiera tenido importancia en su rendimiento, descartó que lo motivara y reconoció que su actitud no era la mejor en ese momento del partido.

"No, para nada (no influyó). No es la primera vez. No me afectó nada. Me dijo que no daba buena imagen para el deporte, yo lo sabía, ni siquiera estaba escuchándolo. Pero no me ayudó para nada", comentó visiblemente molesto.

"Ya me pasó en Cincinnati contra (Juan Martín) Del Potro, (el árbitro) me dijo que no daba buena imagen también", agregó.

Kyrgios, que no tiene entrenador desde hace tiempo, negó también que el umpire se comportara como tal.

"Es ridículo, no estaba haciendo de entrenador. No me podría importar menos (si se lo hubiera dicho a mi rival)", añadió.

0 comentarios