domingo 18.11.2018
Placeres
En Abasto
jueves 6 de Septiembre de 2018

"Todos tenemos un hombre elefante adentro"

La soledad es la imagen que devuelve un espejo en una habitación a oscuras. La presencia de una ausencia o esos tres puntos en suspenso que vienen después de un saludo de despedida. O de bienvenida. El eco de la distancia personal. "Antes éramos dos, ahora solo miradas", canta Javier Montalto en "La canción más triste del mundo", segundo tema de El hombre elefante, su primer disco en solitario tras la separación de Chocogüon (la banda mendocina que fue producida por Lisandro Aristimuño). Un trabajo que expone aquello que se derrumba.

"Dejame sanar mi cuerpo", canta como parte de una misma canción que, en ligazón con el nombre del disco, expone las esquirlas de un duelo de puertas adentro. Un encierro personal que genera empatía desde lo intimista. "Se me hace más fácil defenderlo porque es súper auténtico", asegura el cantante en diálogo con AGENDATE a horas de lo que será su show en el Teatro Monteviejo. "Me pasó que algunas personas me digan que sienten como si se los estuviese cantando al oído. Como algo propio", cierra el concepto.

Periodista: Joseph Merrick, el ciudadano inglés con diversas deformaciones en el que se basó David Lynch para hacer la película El hombre elefante, está presente en gran parte del disco. ¿Qué significa su figura?

Javier Montalto: Todos tenemos un hombre elefante adentro. Todos somos Merrick. No es un disco que hable de él sino de que todos somos iguales. Y que, aunque a veces pensemos que las cosas nos pasan solo a nosotros, no es así. Entender eso es algo que ayuda a aclarar muchas otras cosas.

P: El disco ya tiene un año desde su salida. ¿Cómo lo sentís a la distancia?

J.V.:
Me llevó muy bien, me gusta un montón. De todos los discos que hice, es el que más me sigue gustando. A esta altura, en mis bandas, tenía que empezar a versionar las canciones porque me cansaban. Lo sigo compartiendo porque lo siento fresco. Me da muchas alegrías y sorpresas.



P: ¿Cómo fue grabar en solitario luego de quedarte sin banda?


J.V.: El pasaje fue medio caótico y después bastante natural. No fue planeado quedarme sin banda. El tema es que no nos veníamos llevando bien, pero tampoco fue mi decisión. Quedé pedaleando en el aire y me puse a hacer un disco. Un trabajo desde el concepto y la producción. Fue algo muy natural. Podría ser un disco de Chocogüon porque sigue la misma línea desde lo sonoro.

P.: En Mendoza ya se habían hecho un nombre con la banda. ¿Pasar por Capital Federal sigue siendo una forma de revalidar lo hecho?

J.V.: Armé el disco para que la mitad pueda ser tocado sólo con la guitarra porque mi idea primaria fue viajar. Cuando lo toco en solitario no destruyo la canción. Se la siente bien. Pero es difícil viajar en banda ya que todo tiene un costo. En Capital o Mendoza puedo presentarlo con el grupo o amigos, pero en otros lados, no. Y sí, todavía está esa sensación de que hay que pasar por Buenos Aires para que todo tome, al menos, una mayor dimensión.

*Javier Montalto se presenta el jueves 6/9 a las 21 en Teatro Monteviejo, Lavalle 3177.

Por Bruno Lazzaro

0 comentarios