viernes 21.9.2018
Deportes
Por Ariel Giuliani, enviado especial a San Juan
viernes 14 de Septiembre de 2018

Cansado, nervioso y contento, así fue el debut de Gaudio como capitán argentino

Ariel Giuliani
Ariel Giuliani
Gaudio junto a Diego Schwartzman. Foto @AATenis.

Gaudio junto a Diego Schwartzman. Foto @AATenis.

"Me dejó muy cansado, con muchos nervios", arrancó Gastón Gaudio. Su primera vez como capitán del equipo argentino de Copa Davis fue con dos triunfos, pero con más trabajo del esperado. Por eso el "Gato" habló de intranquilidades y momentos de angustia.

"Se sufre mucho más de afuera que jugando. En línea generales me voy contento y lo disfruté. Hacía mucho que no sentía esa adrenalina. La pasé mucho peor que cuando jugaba. Tenía mucha impotencia porque hay situaciones que uno no controla", comentó el capitán argentino en conferencia de prensa.

Aunque Gaudio comparte la tarea con Guillermo Cañas y Guillermo Coria. Ambos, fuera de los límites del court, no podían participar activamente como lo hacía el exnúmero 5 del planeta. Por eso, contó, aprovechó las veces que los jugadores iban al baño para consultar cómo sus compañeros analizaban los partidos.

"Me ayudaron mucho, tuvieron varias participaciones con cosas que yo adentro no me daba cuenta y ellos lo veían de otra manera. Me ayudaron mucho tanto con el 'Peque' (Diego Schwartzman) como con Guido (Pella)", explicó.

La experiencia del "Gato" en Copa Davis registra nueve series disputadas como jugador, muchas de las más recordadas de las últimas décadas. En sus épocas de deportista profesional, los arrebatos emocionales lo marcaron a fuego, pero sabe bien que ahora debe luchar contra eso: "Afuera veo las cosas un poco más claras. También te das cuenta al hablar con el jugador que es difícil entrarle cuando no se puede controlar. Ahí tiene que estar mi habilidad para que él pueda salir de eso y volver al partido".

"Ya sabía que al 'Peque' no debía hablarle cuando se enoja porque no le gusta, pero me sale de adentro, no puedo no decirle lo que estoy viendo. Prefiero que me insulte a mí pero que salga de esa situación", cerró Gaudio cuando explicó por qué el N°1 de Argentina le pidió, al perder el tercer set de su partido, que haga silencio.

Pella es un jugador similar al actual capitán en cuanto al temple anímico. Muchas veces, esos estados le cambian el rumbo del partido. De la misma forma que pudo torcer la historia ante Daniel Galán gracias a una intervención de Gaudio.

"No me gusta que me hablen en el circuito, pero acá le dije que no tenía problema. Charlamos bastante y muy fluido, lo hicimos en cada cambio de lado. Él me marcó que Galán estaba acalambrado en la mano y yo no me había dado cuenta. Eso fue clave, porque me tranquilicé", puntualizó el bahiense.

0 comentarios