miércoles 14.11.2018
Deportes
Por Leandro Compton Hall.-
lunes 8 de Octubre de 2018

El mensaje del campeón olímpico Crismanich a Acuña: "Después de esta experiencia, todo cambia"

Al término de la pelea que perdió con el nigerino Amadou, el joven neuquino encontró palabras de aliento en el campeón olímpico de la disciplina en Londres 2012, y su espejo a seguir. En diálogo con ámbito.com, el correntino contó de qué hablaron.
Leandro Compton Hall
Leandro Compton Hall
Sebastián Crismanich hablando con José Luis Acuña luego de su participación en Buenos Aires 2018.

Sebastián Crismanich hablando con José Luis Acuña luego de su participación en Buenos Aires 2018.

Cuando Sebastián Crismanich lloraba en el podio londinense en 2012 con su medalla de oro en el cuello, José Luis Acuña tenía tan sólo 9 años, pero vio reflejado en ese hombre que dejaba caer sus lágrimas mientras cantaba el himno, su sueño a futuro.

Y ese futuro llegó hace rato, porque Acuña ya es una realidad y a su subcampeonato mundial juvenil, le agregó su primer experiencia olímpico en esto Juegos Buenos Aires 2018.

Tras la derrota frente al representante de Niger, Crismanich, que estuvo siempre al tanto de la evolución del neuquino, esperó casi una hora y luego fue a hablarle, cuando la desazón y tristeza habían mermado.

En diálogo con ámbito.com, el campeón olímpico contó lo que fue esa charla con quien aspira a ser su sucesor. "Pude ver la pelea. José Luis es un chico que aprecio y quiero muchísimo sobre todo por ver cómo está formando su carrera con tanto esfuerzo junto a su familia y equipo de trabajo. Es una historia muy parecida a la mía en donde yo vislumbro para esta familia que van a cosechar el éxito. Hay veces que un escenario como este, siendo local, para un atleta joven pesa mucho. Y para un chico de 15 años poder controlar ciertas emociones, ciertas sensaciones, obviamente que no es nada fácil", comenzó.

Y luego agregó: "Por eso puedo decir que sé que es mucho más de lo que hoy pudo dar, que fue bueno y digno de ver, y representó dignamente al país con una pelea que termina empatada ante un rival al que ya había vencido antes y por eso sé, y puedo decir, que le jugó en contra algunas emociones o el control que tal vez para un chico de 15 años que recién se está metiendo en el alto rendimiento es muy difícil. Pero no quiero dejar de destacar muchas cosas que veo en esta familia, en este equipo de trabajo que fueron formando y la unión que tienen, la responsabilidad que tienen en el día a día para trabajar y entrenar y eso vislumbra un camino exitoso".

Sobre el aliento ensordecedor del público local, Crismanich tiene bien en claro que hay que saber trabajarlo, y para eso reconoce que la ayuda profesional ayuda. "Es muy difícil para un chico competir con mucha gente, aunque te aliente. Yo incluso he acompañado mi preparación con psicólogo deportivo. Tanto jugar de local y sobre todo cuando uno es favorito es realmente complicado. Hay atletas que lo pueden hacer mejor, otros no tanto, pero yo creo que a los 15 años tampoco hubiese podido controlar mi cabeza", remarcó.

Pero el correntino no se queda en esta derrota y mira al futuro con optimismo porque cree, y quiere, que su medalla de 2012 no sea una excepción sino el puntapié inicial para más logros dorados. "Son muchas cosas. Hoy con el diario del lunes es fácil. Voy a conversar con ellos para seguir aconsejándolo como siempre hago, de la mejor manera posible, volcándole mi experiencia, desde mi lugar, que no es el de una función específica, pero con una responsabilidad moral que tengo de poder acompañar a los más jóvenes y que sean los relegistas de una medalla olímpica. Esa es la idea, que no quede en una sino que se multiplique. Y esta generación realmente es buena. Estos juveniles que hoy representan al país vienen con buena esencia, con una buena calidad y tengo mucha ilusión en ellos".

Para finalizar, Crismanich opinó sobre lo que se le viene al neuquino. "Veníamos hablando mucho en el transcurso de estos días o estos meses. Hoy le dije ´esto no es que recién comienza; ni siquiera comenzó`. Es una carrera muy larga que tiene por delante. Yo sé que es un chico que nos va a dar muchas alegrías, que no se puede permitir él desilusionarse ni bajar los brazos ni que su confianza caiga en pos del gran objetivo que él busca el día de mañana de convertirse en un medallista olímpico. Yo creo que si él se mantiene, que estoy seguro lo hará, él va a poder estar allá arriba con su frente en alto y eso le va a permitir avanzar a pasos agigantados porque después de esta experiencia, todo cambia. Recién mañana va a comenzar la historia para él. Arranca una carrera a sus objetivos de vida que está buscando así que vamos a estar apoyándolo para que él lo logre", indicó.

0 comentarios