martes 13.11.2018
Deportes
¿Se juega la Superfinal?
sábado 10 de Noviembre de 2018

Angelici y Guillermo defendieron la suspensión del partido

El presidente de Boca, Daniel Angelici, opinó este sábado que la decisión de la suspensión de la primera final con River "fue la correcta" y anticipó que este domingo por la mañana se reunirá con sus pares Alejandro Domínguez (Conmebol), Rodolfo D´Onofrio (River) y Claudio "Chiqui" Tapia (AFA) para intentar evitar que la gente se traslade a la Bombonera, si es que la lluvia "no afloja".

"Mañana vamos a tener una reunión los cuatro presidentes a las 11. Primero tenemos que pensar en la gente de cómo llega al estadio, en el espectáculo y en los jugadores, que hay que cuidar su integridad. Asistiré a la reunión y ahí vamos a ver, yo lo dije hoy a la mañana, en lo primero que uno piensa es en la gente", explicó Angelici, en declaraciones a Fox Sports.

En ese sentido, el presidente "xeneize" indicó que si la decisión hubiese pasado sólo por él la habría tomado "mucho tiempo antes", para evitar que más de 12 mil personas se ubiquen en el estadio.

"Yo no voy a abrir la cancha si no está la garantía de que se juega, y la decisión no puede pasar de las 12 del mediodía. Nos reunamos con los dirigentes de River y de la Conmebol por la mañana y, a partir de ahí, observando lo que haya sucedido con el clima, se definirá todo", le dijo Angelici a la agencia oficial Télam.

"No podemos hacer lo mismo que hoy -agregó-. Yo comparto la decisión de la suspensión porque no se podía jugar, pero se debió tomar antes. Hay gente que vino del interior, que tuvo que hacer grandes esfuerzos para trasladarse. Eso no puede volver a suceder mañana, al mediodía tiene que saberse".

Angelici se mostró poco optimista por los pronósticos meteorológicos y, aunque advirtió que no pondrán una lona sobre el campo de juego de la Bombonera, adelantó que permanecerá toda la noche en el estadio "junto con el equipo que trabaja sobre la cancha para tratar de que llegue en las mejores condiciones".

El titular de Boca, además, señaló que "los clubes no tienen la posibilidad de definir cuándo se juega, porque eso lo determina Conmebol", y añadió que no tiene problemas "en que se reprograme para lunes, martes o sábado".

"Pero nunca se pensó en jugar de noche" por cuestiones de seguridad, que constituyeron el primer argumento para que las dos finales entre Boca y River no se jugaran entre semana según es costumbre en la Libertadores.

• El "Mellizo", en sintonía con Angelici

El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, aceptó que la postergación de la primera final frente a River fue lógica porque "iba a estar difícil jugar en un campo que tenía mucha agua".

"Queríamos jugar hoy, el tiempo no lo permitió, pero ojalá que se pueda jugar mañana. Jugar no se podía, iba a estar difícil porque había llovido mucho, el campo tenía agua, después de las 17:30 volvió a llover fuerte", expresó el DT "xeneize".

"Se mantiene la ansiedad, desde este partido hasta el Monumental va a haber tiempo entonces iba a haber mucha expectativa, entonces se estiró un poco más", explicó en declaraciones a la prensa luego del entrenamiento en el complejo Pedro Pompilio.

Asimismo, ante los rumores sobre un posible interés de River para postergar el encuentro hasta el sábado próximo, Barros Schelotto eligió mantenerse en "lo que dice el reglamento y acatar lo que diga".

"Los jugadores de Boca también van a llegar mejor, son especulaciones que no sé si sirven o no. Tenemos que preparar el partido más allá que jueguen Ponzio o Scocco", afirmó.

0 comentarios