También afirmó que se le presentó Dios

En insólita experiencia alucinógena, Paul McCartney dijo haber visto a su esposa Linda reencarnada en ardilla

ESPECTÁCULOS | 
Paul McCartney contó al diario Sunday Times su experiencia de tomar un alucinógeno y "haber visto a Dios". La aparición de Dios fue "un indicio", agregó el artista, y contó el momento "emocionante" sucedido tras la muerte de su esposa Linda. Se encontraba en el campo y vio a una ardilla blanca, tras lo cual está convencido de que ese animal era "Linda, que volvió a mí para darme una señal"."Una vez tomé una droga, la DMT. Éramos el galerista Robert Fraser, yo y otras dos personas. Quedamos inmediatamente clavados al diván. Y yo vi a Dios, una increíble cosa elevada ", contó el artista de 76 años.El ex Beattle aseguró que fue algo "enorme.... una pared enorme que no podía ver desde arriba, y yo estaba abajo. Y cualquiera diría que es sólo la droga, la alucinación, pero sentimos que habíamos visto algo superior". La N-N-dimetiltriptamina, o DMT, es un alucinógeno que es producido de modo natural en plantas, animales y también el cuerpo humano. Si se la fuma o inyecta, induce a "viajes" intensos y abstractos, en muchos casos induciendo a quien la consume a hablar de experiencias casi extracorpóreas.