Estaba alojada en comisaría de Gualeguaychú

A 9 meses del crimen de Pastorizo, Nahir Galarza será trasladada a una cárcel

INFORMACIÓN GENERAL | 
La joven Nahir Galarza, que fue condenada a prisión perpetua por asesinar a su novio, Fernando Pastorizo, será trasladada de la comisaría de Gualeguaychú en la que permanecía presa a la Cárcel de Mujeres de Paraná. Así lo determinó a Cámara de Casación al dar lugar a un pedido de reubicación realizado por autoridades policiales para que la joven, que mató de dos balazos a su novio en diciembre pasado, deje su lugar de detención en la comisaría de la Menor y la Mujer de la ciudad del sur entrerriano. La Policía provincial venía reclamando la reubicación de Galarza desde que en febrero pasado se venció el plazo establecido de 30 días para que un detenido pase en una comisaría. Voceros del Servicio Penitenciario provincial confirmaron a un sitio local que Nahir Galarza, quien el próximo 11 de septiembre cumplirá 20 años, será trasladada a la Unidad Penal número 6 de Paraná en el transcurso de la semana próxima. La demora es producida por las tareas de acondicionamiento de la celda del penal en la que será alojada la chica. En un principio se había especulado con la posibilidad de que la joven sea trasladada a la Unidad Penal 9, en Colonia El Potrero, pera esa posibilidad fue finalmente descartada. "Lo de la UP 9 siempre se mencionó como una posibilidad, aunque ese lugar no cuenta con las condiciones estructurales necesarias para alojar a una interna de las características de Nahir, por lo tanto fue desestimado el traslado a ese lugar", explicó una fuente del Servicio Penitenciario provincial al sitio Reporte 2820. Al sostener las razones de la conveniencia del trasladado, se indicó que el Servicio Penitenciario le brindará algunas posibilidades a la joven reclusa que en la comisaría no posee, como la de practicar deportes y mantener contacto con otras personas. "En una unidad penal ella establecería contacto con internas de su misma condición", explicó la misma fuente al hacer alusión al hecho de que se trata de la hija de un oficial de Policía.El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre de 2017 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos. La joven había dicho que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre, que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.Sin embargo, en una segunda declaración dijo que había sido su novio el que había tomado el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental. El 3 de julio último la joven, de 19 años, fue condenada a "prisión perpetua" por "homicidio agravado por el vínculo de pareja" con la víctima tras un juicio oral.