Ambito del Placer   Viernes 3 de Septiembre de 2010   

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores. Si es suscriptor ingrese sus datos

PASEOS DE VERANO POR LA MULTIÉTNICA CIUDAD CANADIENSE

Conocer Toronto es viajar por el mundo

Por: Belén Fernández


 Toronto - El cielo parece reflejar infinidad de tonalidades azules y conforma un magnífico juego de colores entre los cientos de rascacielos vidriados que pueblan la ciudad, envolviendo la emblemática CN Tower. Cualquier viajero se siente pequeño ante la inmensidad de Toronto, la ciudad más grande de Canadá, a orillas del lago Ontario, que cada año alcanza el esplendor durante los efímeros días de verano.

Pese a su gran escala, Toronto es ordenada. Los exclusivos automóviles que transitan por las principales calles apenas se hacen sentir, no se escuchan ruidos de bocina, no se ven papeles en los pisos y sorprende el orden con que se comporta la multiétnica población. Es que, como su nombre lo indica -«lugar de encuentro»-, aquí conviven cientos de culturas diferentes creando una increíble fusión de tradiciones. Toronto alberga pintorescos barrios étnicos, lo que permite una suerte de viaje por el mundo sin moverse de una misma ciudad.

Esperando el sol

Naturaleza, arte, gastronomía y cultura se entremezclan con los centros comerciales que atraen a cientos de turistas en busca de calidad y buenos precios. La temperatura en junio hasta principios de setiembre es ideal. Durante nueve meses la ciudad se prepara con ansias a la espera de la calidez veraniega, que llega con entre 25 y 30 grados que permiten los recorridos a pie y hacer shopping.

En el centro, sobre la calle Young, la arteria más larga de la ciudad, se ubica el Toronto Eaton Centre, uno de los centros comerciales más importantes, con más de 250 tiendas de primeras marcas donde es fácil perderse entre las miles de boutiques, los locales de comida y los artefactos tecnológicos.

El duro invierno en Toronto, con temperaturas que oscilan entre los -5 C° y los -30 C°, ha generado una de las cosas más increíbles de este sitio: una ciudad bajo tierra con más de 27 kilómetros de extensión. Aquí se encuentran más de 1.200 tiendas que forman el mayor shopping subterráneo del mundo, que se conecta con cincuenta edificios de oficinas, cinco estaciones de metro, seis grandes hoteles y veinte estacionamientos, para que la vida continúe aun cuando afuera todo se ha congelado.

Para los amantes de la ropa, Vaughan Mills es la cita obligada. A tan sólo 40 minutos del centro, este imponente outlet reúne más de 200 marcas con importantes descuentos, entretenimientos y un importante patio de comidas, ideal para pasar todo el día.

CN Tower

Una excursión típica para disfrutar durante la estadía en Toronto es la emblemática CN Tower, uno de los íconos más reconocidos del país de Norteamérica. En 58 segundos y a 22 km/h, el ascensor de vidrio logra desafiar los 553 metros de altura que ostenta la torre y llega al mirador más importante, desde donde se puede apreciar una panorámica de la ciudad, una de las postales más hermosas que se puedan obtener. Los pisos de vidrio hacen volar la imaginación y crean la ilusión de estar flotando al mirar hacia abajo. En la cima de uno de los edificios más altos del mundo se encuentra el restorán giratorio y probador de vinos «360 Restaurant», donde se puede disfrutar de un fantástico menú con la majestuosidad de la ciudad de fondo.

Para los amantes del arte, Toronto es la ciudad ideal; en cada rincón se observan expresiones culturales que van desde lo clásico hasta lo contemporáneo. La zona de West Queen West, entre University Avenue y Spadina Avenue, mezcla estilos bohemios, chic, antiguos e innovadores. Lo más recomendable para disfrutar y conocer este increíble espacio, lejos de los rascacielos, es tomarse su tiempo y entrar a cada uno de los locales, galerías de arte independiente, espacios creativos y todo tipo de negocios que llaman poderosamente la atención. Es justamente en esta zona donde se encuentra «El Almacén», un pequeño local que expone una estantería con yerba, mates, termos y hasta dulce de leche, con enormes cuadros de tango, un rincón argentino en medio del paraíso del arte.

En el corazón de Queen West se ubica uno de los hoteles con más estilo de toda la ciudad. Si bien su fachada es austera, en su interior sorprende el diseño exclusivo de cada uno de sus cuartos. Este hotel boutique de tan solo 19 habitaciones es la mejor opción para los amantes de la moda, el arte y el diseño. Todos sus cuartos están decorados con muebles vintage y diseños creados por artistas locales. En los pasillos y espacios comunes sorprenden las exhibiciones de fotografías, cuadros y obras de arte que constantemente van variando, por lo que cada visitante tiene la posibilidad de sorprenderse con una muestra distinta.

Luego de transitar por la calle de la moda y el arte es ideal visitar el Royal Ontario Museum, el museo más grande de Canadá, que antes de entrar ya impresiona por su arquitectura moderna y espejada. Allí conviven una colección natural y una cultural que hacen de este sitio uno de los más interesantes. Sobre la calle Queens Park, este museo modificado hace apenas tres años cuenta con más de 6 millones de objetos de colección y su máxima estrella es el Ejército de Terracota, estatuas de más de 2.200 años de antigüedad que fueron descubiertas en el norte de China en 1974 e impresionan por su perfección y estado de conservación.

Niágara

Los amantes de la naturaleza también podrán encontrar en Canadá el sitio perfecto. A sólo una hora en tren, en la ciudad de Niágara, se encuentran las imponentes cataratas en la frontera con los Estados Unidos. Estos saltos, de más de 50 metros de altura, florecen durante el verano provocando un escenario perfecto que se conforma con el ruido de sus aguas al caer y el juego de colores que produce el arco iris. Allí una de las experiencias más recomendables es el paseo en helicóptero; durante 8 minutos se sobrevuelan las cataratas teniendo una vista privilegiada. Más allá de las clásicas pasarelas desde donde se puede sentir de cerca la naturaleza y el increíble ruido que produce la fuerza del agua al caer, se pueden visitar los saltos en barco, una excursión que permite sumergirse en las aguas de las cataratas del Niágara.

Otra opción, a sólo 7 minutos de la ciudad y sus rascacielos, son las islas, ideales para pasar una tarde de verano. Ubicadas justo frente a la urbe, se llega a través de un ferry. Allí los más chicos pueden disfrutar de un gran parque de entretenimientos, mientras que los adultos pueden elegir las caminatas o paseos en bicicleta por las playas.



- Enviada especial a Canadá

Ver todas las noticias del Suplemento 

Vea la nota en la edición electrónica


Ver suplemento completo

Argentina  automotriz  blue  Brasil  dólar  euro  Fotos  Hot  Johansson  Marihuana  mayorista  oficial  Película  Spielberg  Video 


Grupo ámbito ámbito financiero ambito.com Docsalud El Tribuno Premium Al Rugby El Ciudadano Buenos Aires Herald Management Herald
  1. Ambito.com
  1.  
  1.  
  2.  
  1. Edición N°4923 - Director Orlando Mario Vignatti - Publicación propiedad de NEFIR S.A. - Tel: 4349-1500 - int.452 - Paseo Colón 1196, (C1063ACY) CABA
    Copyright © 2008 Ambito.com - RNPI Nº 5099331 - Issn 1852 9232 - Todos los derechos reservados. - Términos y condiciones de uso
    IAB
    Comscore
Ir al inicio