Información General    Miércoles 4 de Julio de 2012

.- Por Xavier Ibarreche

"Es un gran progreso para la humanidad", dijo argentino que participó en el proyecto

Por: Xavier Ibarreche De ámbito.com
Gustavo Otero y Garzón retornó al país en 2008.

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) anunció este miércoles el descubrimiento de una nueva partícula que podría ser el bosón de Higgs. Este hallazgo permite abrir nuevos caminos para la investigación en física y que podrá cambiar a la humanidad.

Para saber de qué se trata este descubrimiento y las implicancias a futuro para la vida cotidiana ámbito.com dialogó con Gustavo Otero y Grazón, Doctor en Física e investigador adjunto del CONICET, quien formó parte de la investigación llevada adelante en colaboración con más de cuarenta países.

"Para mi en el campo de la física es un descubrimiento revolucionario", señaló el especialista a este medio. Si bien no va a cambiar nada en la vida cotidiana en lo inmediato, Otero y Garzón anticipó que este hallazgo puede compararse con el descubrimiento de la penicilina al tratarse de "un gran progreso para la humanidad".

La historia del bosón de Higgs nació hace cincuenta años de la mano del físico inglés Peter Higgs, quien propuso un mecanismo por el cual las partículas adquieren masa y les permite interactuar con todas las partículas. El hallazgo de este miércoles juega un papel fundamental en el mecanismo que permite ganar masa, que es la cantidad de materia que posee un cuerpo.

"Hace 20 años se decidió construir una máquina para buscar esta partícula. Ese experimento es el acelerador LHC", señaló Otero y Garzón. Sin embargo, hubo que esperar una década para que se ponga en marcha la construcción del aparato que recién comenzó a funcionar hace tres años. Según este físico doctorado en Física en la Universidad de Illinois en 2006, "con los datos que tenemos acumulados permiten decir al día de hoy que se descubre una partícula que tiene todas las características del bosón de Higgs". Esto significa un gran avance ya que se convierte en un punto paradigmático porque "confirma un aspecto crucial de la física y abre nuevos interrogantes", señaló.

Si bien Otero y Garzón afirmó que "todavía no va a cambiar nada en la vida cotidiana para mañana", este descubrimiento tendrá repercusión para la humanidad dentro de unos años. Lo cierto es que para llegar a este hallazgo se necesitó de la puesta en marcha de una serie de avances tecnológicos que no existían y que eran necesarios para el desarrollo de la investigación.

"Para hacer descubrimientos de este tipo se necesita tecnología que no existe. Se requirió inventar cosas de tecnología industrial que no existían", amplió el investigador de CONICET. Para graficar la situación Otero y Garzón recordó que hace dos décadas, en el experimento previo a este hallazgo se necesitaba conectar a gente alrededor de todo el mundo y como solución a ese problema se inventó Internet.

Según este especialista, "se accede a nuevas formas de almacenamientos de datos que antes no se tenían registro". En definitiva, este tipo de experimentos llevados adelante para hallar el bosón de Higgs será de vital relevancia para los fabricantes de computadoras. "A ellos les va a interesar la rapidez para procesar datos o digitalizar señales", anticipó Otero y Garzón al tiempo que señaló que "estos descubrimiento van a afectar en unas décadas".

Una investigación con participación argentina

Gustavo Otero y Garzón es uno de los más de tres mil físicos de 40 países de todo el mundo que participan activamente en la investigación que arribó al descubrimiento del bosón de Higgs. Este investigador adjunto del CONICET se licenció en Física en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, en 2001 viajó a EEUU para doctorarse y siete años más tarde regresó a trabajar a nuestro país. Le contó a este medio que hace un par de semanas volvió de Suiza, donde está el laboratorio de investigación de la Organización Europea para investigación Nuclear (CERN).

Allí también se encuentra el LHC, un acelerador de protones donde se los acelera a la velocidad de la luz. "A esos protones se los hace chocar y de ese choque, a tan alta energía, se generan condiciones muy especificas, como por ejemplo, condiciones similares a lo que fue el Big Bang", explicó Otero y Garzon. "Esto permite saber qué pasó en el origen del universo", sostuvo el investigador. "Esas condiciones no existen en la naturaleza y con el LHC uno puede recrear situaciones similares que sin esta maquina no se podría observar". Sin embargo, el físico dijo que si bien "no hay que quemar los libros", lo cierto es que "ahora estamos dentro de un nuevo paradigma y avanzamos un paso más en el entendimiento de las cosas".

El laboratorio CERN tiene dos grandes experimentos conocidos como CMS y ATLAS. Actualmente, la Argentina es miembro del segundo y tiene dos grupos de investigaciones que participan desde hace unos seis años. Uno de ellos pertenece a la Universidad de La Plata, mientras que el otro es patrocinado por el CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Los físicos argentinos viajan periódicamente al laboratorio y que cuando se encuentran en nuestro país trabajan con los datos del experimento. Si bien este descubrimiento revolucionó a la física para Otero y Garzón se trata sólo el comienzo que permitirá conocer qué pasó en el origen del universo.

Comentarios






apelaciones  argentina  blue  blue  buitres  citi  corte  cuevas  dólar  dólar  Festejo  Fútbol  griesa  informal  Marina Dal Poggetto 



Grupo ámbito ámbito financiero ambito.com Docsalud El Tribuno Premium Al Rugby El Ciudadano Buenos Aires Herald Management Herald
  1. Ambito.com
  1.  
  1.  
  2.  
  1. Edición N°5074 - Director Orlando Mario Vignatti - Publicación propiedad de NEFIR S.A. - Tel: 4349-1500 - int.452 - Paseo Colón 1196, (C1063ACY) CABA
    Copyright © 2008 Ambito.com - RNPI Nº 5177377 - Issn 1852 9232 - Todos los derechos reservados. - Términos y condiciones de uso
    IAB
    Comscore
Ir al inicio